35.000 pesetas de la época

Según el libro 'Órganos de Gipuzkoa', este instrumento tuvo un coste de 35.000 pesetas de la época. Funciona con un sistema de transmisión mecánica con secretos de pistón. Posee dos teclados manuales de 61 notas y uno de pedal de 30, con un total de 26 juegos. Además el nombre de órgano se asocia muchas veces al organismo humano. Los fuelles que se esconden en su interior son como sus pulmones, las manos serían el teclado, los pies se asemejan a los pedales y el cerebro en la consola, que en el caso de San Andrés se le denomina 'de pupitre' al estar separado del conjunto. La estética también cuenta y por eso los tubos alcanzan una altura similar a pesar de que su sonoridad sea diferente en función de los cortes con que cuentan. Curiosamente el instrumento eibarrés no tiene un funcionamiento completamente mecánico, sino que cuenta con mecanismos hidráulicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos