El convento, pendiente de un acuerdo

El buen estado de las habitaciones hizo que se planteara la habilitación de un hotel para peregrinos./
El buen estado de las habitaciones hizo que se planteara la habilitación de un hotel para peregrinos.

El Ayuntamiento encarga elaborar el Plan Estratégico del Deporte que dilucidará las necesidades de nuevas instalaciones

ALBERTO ECHALUCE

Nadie había fotografiado antes por dentro el convento de las Monjas de Isasi, que se marcharon de Eibar en el año 2009 dejando tras de sí un inmueble que se ha convertido en un punto estratégico por estar situado entre el campo de fútbol y el polideportivo, dos equipamientos deportivos sobre los que se ha venido planteando su ampliación con la utilización del convento. Para ello, es necesario conocer la situación del inmueble sobre el que penden muchos intereses.

En principio, el suelo del recinto religioso está calificado por el Plan General de Ordenación Urbana como de dominio público para uso deportivo. El ayuntamiento trata de desarrollar unas políticas deportivas universales, para lo que piensa encargar un Plan Estratégico del Deporte por medio de un convenio de colaboración con la Diputación, que subvencionará su elaboración. Este Plan Estratégico marcará los posibles proyectos que se pongan en marcha en Eibar dentro de este ámbito. Este trabajo se piensa licitar después del verano. «El Plan nos va a decir hacia dónde podemos caminar tanto en el deporte de competición y en el aficionado, cómo en el ámbito de la salud e igualdad, y a partir de ahí podremos ver las estrategias y ver los espacios potenciales de la ciudad en los que desarrollar todos esos aspectos».

Desde el ayuntamiento se quiere que todos los grupos deportivos ofrezcan su opinión para elaborar el Plan Estratégico del Deporte, con el fin de conocer sus necesidades y para que puedan alcanzarse las conclusiones necesarias, y después encargar la redacción del proyecto y decidir la distribución del uso de las parcelas disponibles.

Cese de contactos

El alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos, ya planteó en la campaña electoral de 2011 la posibilidad de llevar a cabo la ampliación del polideportivo sobre terrenos el convento. En este sentido, De los Toyos llevó a cabo antes de las elecciones municipales las negociaciones con la autoridad eclesiástica para estudiar las posibilidades de comprar los terrenos en los que se ubica el convento de las monjas de Isasi. Tras los cambios de impresiones se abrió una disponibilidad por ambas partes para llegar a acuerdos. No obstante, a partir de aquí no han existido más contactos.

Cuando De los Toyos planteó en su programa esta iniciativa ya había tanteado el terreno con el Obispado. No obstante, con el recrudecimiento de la crisis, este proyecto de comprar los terrenos para ampliar el polideportivo quedó descartado con el fin de abordar otras prioridades. En el seno del ayuntamiento, se pretende dar cobertura a las necesidades de muchos grupos deportivos, ya que se considera que el polideportivo se ha quedado pequeño. Por ello, se plantea con este Plan Estratégico del Deporte que sean los clubes, colectivos y usuarios eibarreses quienes aporten sus propuestas «buscando un consenso sobre las instalaciones que se quieren crear. De ahí que sea el Plan Estratégico el camino que nos va a marcar las prioridades». En una ciudad como Eibar, en la que el treinta por ciento de la población es abonada al Patronato Municipal de Deportes, la apuesta por las instalaciones deportivas se da como una inversión segura. En este sentido, se insiste en que todos los datos animaban a seguir en esa línea de impulsar todas aquellas dotaciones e instalaciones que promuevan el deporte y el ocio.

Por su parte, la SD Eibar, bajo la anterior presidencia de Alex Aranzabal, también estableció unos primeros contactos con las monjas con el fin de adquirir sus terrenos. No obstante, con la nueva presidencia de Amaya Gorostiza se ha puesto especial énfasis, desde su nombramiento, en la creación de una ciudad deportiva cuyas previsiones descartan de antemano adquirir los terrenos del convento, y todo apunta a que se están mirando otros enclaves de la ciudad para habilitar dos campos de fútbol para la utilización de los equipos inferiores de la SD Eibar.

Informes de valoración

De ahí que para llevar a cabo un posible proyecto deportivo en el convento de la calle Santaiñes, es necesaria la adquisición de los terrenos, actualmente vacíos al no habitarlos las monjas de clausura. Las religiosas de Isasi, que dejaron el convento situado frente a la Escuela de Armería y pasaron en 1955 al nuevo, que construyó la Inmobiliaria Municipal Eibarresa, en Santaiñes, tienen nombrado un interlocutor, el exconcejal de EA Juan Luis Cristóbal, quien se ocupa también del mantenimiento de la casa desde la salida de las hermanas. Cristóbal señala que «este convento es de las monjas y no es propiedad del Obispado. Ellas son autónomas y es con ellas con las que hay que llegar a acuerdos. Se mantuvo un contacto con el anterior director general del Eibar, Oier Ortega, que acompañado del expresidente Aranzabal y de un abogado, valoraron que todo el conjunto de convento y las huertas costaba 650.000 euros, una cantidad irrisoria por la que las monjas no quisieron vender». La congregación hizo una valoración sobre los costes que vendría a tener el conjunto del inmueble. «Había ocurrido que la misma congregación donó unos terrenos a un ayuntamiento guipuzcoano y después éste los recalificó para construir viviendas, obteniendo unos beneficios increíbles. Para evitar algo similar, se llevó a cabo una valoración que cifraba el conjunto del inmueble y terrenos de Ipurua en 5,4 millones de euros»

8.500 metros cuadrados

El solar del convento tiene una superficie de 8.500 metros cuadrados. Los terrenos cuentan con diferentes alturas. A lo largo de los últimos años se ha llegado a plantear la posibilidad de abrir un hotel para peregrinos del Camino de Santiago, incluso una residencia de ancianos. Entre otros usos que se han planteado están los de un aparcamiento que dotaría al barrio de Ipurua de más plazas de estacionamiento. Incluso la arquitecta María Alberdi presentó un proyecto de fin de carrera en la Escuela de Arquitectura de la UPV (Donostia), consistente en la construcción de una residencia, locales y museo, y un edificio para uso del Club Deportivo Eibar, junto a un parking. La propuesta que planteaba Alberdi se centraba en la rehabilitación de dicho convento y en la construcción de nuevos volúmenes para dotar al conjunto de un carácter deportivo-cultural, con infraestructuras alrededor del deporte, la cultura y el ocio.

Finalmente, el convento se cerró. Estas monjas de clausura constituían la orden más antigua que ha desempeñado su labor religiosa en Eibar. La avanzada edad de las religiosas y sus problemas de salud llevaron a su salida para desempeñar su labor dentro de la misma comunidad en otros centros.

Las monjas ayudaron a la creación de instalaciones deportivas en Eibar con la venta de terrenos, para la construcción del polideportivo y del anexo de Ipurua. «Juan Zubizarreta donó terrenos al Eibar para el anexo. Otra parte, cerca de 500 metros cuadrados, están sometidos a un alquiler hasta el año 2029. Al término del contrato revertirán al convento», finalizaba Cristóbal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos