100.000 euros para instalar luces LED en las calles

Diferentes calles cuentan con la instalación de luces de baja energía LED.
/FÉLIX MORQUECHO
Diferentes calles cuentan con la instalación de luces de baja energía LED. / FÉLIX MORQUECHO

Desde el consistorio indican que «en cinco años la inversión estará amortizada y el ahorro anual asciende a los 148.609 kilowatios a la hora»

A. E. EIBAR.

El Ayuntamiento sigue adelante con su iniciativa de renovar el alumbrado público mediante la instalación de luces LED de alta eficiencia energética. En esta dirección, se han destinado 100.000 euros para contar con nuevas farolas. La instalación, adjudicada a la empresa Goiko Luz, ha comenzado a dejarse notar en diferentes puntos. Entre las calles en las que se instalan los dispositivos LED, están: Iparragirre, Sautxi-Barrena, 40-52, el vial de Urkizu a Bittor Sarasketa, la zona de Arkitza y travesía Ibarbea, Urtzaile, Paseo Galicia, el parking de Txonta, San Salbador, Arane, Asua-Erreka, San Agustín, trasera de Sostoa, Ubitxa números 3, 5, 7, 9, los laterales del polideportivo de Ipurua con carretera de Elgeta, y una parte de Mogel. El ahorro que generarán las nuevas luces asciende al año a 148.000 Kw-hora, y en cinco años se recuperará la inversión. «Especialmente se produce un ahorro en energía, ergonomía, y en la reducción de emisiones de CO2», señalan desde el área de Servicios del Ayuntamiento.

La renovación del sistema luminario es una tarea municipal que se inició en el año 2013 y que poco a poco ha ido recorriendo los diferentes barrios del municipio eibarrés.

Inversión
Se instalan luces LED a las que se destinan 100.000 euros.
Calles. Se instalan en
Iparragirre, Sautxi-Barrena, 40-52, el vial de Urkizu a Bittor Sarasketa, la zona de Arkitza y travesía Ibarbea, Urtzaile, Paseo Galicia, el parking de Txonta, San Salbador, Arane, Asua-Erreka, San Agustín, trasera de Sostoa, Ubitxa números 3, 5, 7, 9, los laterales del polideportivo de Ipurua con carretera de Elgeta, y una parte de Mogel.
Ahorro
En cinco años estaría amortizada la inversión, con un ahorro de 148.609 kw-hora.

El Consistorio adaptó el sistema de alumbrado público con tecnología LED en la consecución de objetivos del Ente Vasco de la Energía y de la Estrategia Energética de Euskadi 2030. Este proyecto de mejora del alumbrado público se basa en un sistema integral de iluminación inteligente para la reducción del consumo de energía eléctrica en el alumbrado público. De esta manera, se lleva a cabo la sustitución de luminarias actuales por nuevas luminarias. Incluye la implantación de un sistema de control inteligente de la iluminación. Además del ahorro por el consumo energético menor, las ventajas también se aprecian en su mantenimiento.

El esfuerzo de sustitución de luminarias emprendido por el Consistorio se suma a otros proyectos de mejora energética. Entre las medidas reductoras de energía «están la instalación de plantas de biomasa para abastecer calefacción en algunos colegios, medidas de eficiencia energética en los edificios municipales, o la compra de vehículos menos contaminantes, eléctricos, híbridos o de gas», apuntan los responsables municipales.

Por diferentes barrios

Uno de los primeros barrios en los que se instaló la tecnología LED fue Mogel. El ahorro fue evidente. A título comparativo, las 27 farolas LED instaladas vinieron a sustituir a otras 17 luminarias antiguas dotadas de lámparas de vapor de sodio de alta presión.

La potencia de cada una de estas era de 250 vatios por unidad, para un total de 4.250 W. Las nuevas instaladas consumen a razón de 42 vatios por unidad, un total de 1.134 W, con lo que estamos hablando de un ahorro en consumo de cerca del 75% que, consecuentemente, tiene su reflejo en la factura de la luz. La tecnología LED aporta otras ventajas. No se funde, ya que carece de los tradicionales filamentos incandescentes o de partes mecánicas.

Las farolas instaladas prometen una vida útil de 70.000 horas, es decir, luz para unos 17 años a unas 4.000 horas de uso por año. A partir de Mogel, quince zonas de la ciudad fueron equipándose. Estas fueron San Andrés, San Juan, Julián Etxeberria, Errebal, Muzategi, Merkatu Kale, Blas Etxeberria, Pagei, Ardanza, Jardiñeta, Isasi, el Paseo de Urkizu, Txaltxa Zelai, Eibarko Txikito y Miguel Aginaga.

Más adelante, se instaló también en Txirio Kale, Tiburzio Anitua, Ifar kale, Ifar zeharra, Bista Eder (la propia calle además del callejón de la trasera del Montecasino), Elgeta kale, Errekatxu (la calle más el pasillo hacia Eulogio Garate), Mutiola, Eulogio Garate y Sansaburu, Armagin, Ibar Gain, Ego Gain, Barrenengua, Sostoa, Argatxa, Zezenbide, José Antonio Gisasola (además de la zona de la iglesia de San Pío X y el hogar del jubilado), Bittor Sarasketa y el polígono industrial de Erisono.

 

Fotos

Vídeos