La construcción del edificio Palmondo traza la nueva calle que mejorará la trama urbanística

Detalle del solar donde se prevé la construcción del primer bloque de viviendas y montaje del inicio de la nueva calle. / GORRITIBEREA
Detalle del solar donde se prevé la construcción del primer bloque de viviendas y montaje del inicio de la nueva calle. / GORRITIBEREA

A exposición el primer documento complementario del proyecto de reparcelación

GORRITIBEREAMUTRIKU.

La construcción del edificio Palmondo promovido por el Grupo Eibar en la calle Tenientes Txurruka, en la cabecera del campo de futbol de San Miguel, está siendo muy seguida por los mutrikuarras, no en vano son escasas las promociones de viviendas que se están ejecutando en la localidad costera.

Para poder llegar a la base del nuevo edificio ha sido necesaria la construcción en vertical de un muro de contención que traza claramente lo que será la nueva calle que unirá a su vez las calles Tenientes Txurruka -que coincide con la carretera GI-638 a su paso por la localidad-, y la José Maria Alcibar -que coincide con la carretera GI-3230 que sube al Calvario-. Una vez llegados a la base de lo que será el nuevo edificio, se ha construido ya la planta de garajes que finaliza con la planta del bajo donde se habilitarán las primeras viviendas. Hay que señalar que el edificio contará con baja más tres alturas que concluirán en dúplex aprovechando el bajo cubierta.

Exposición pública

Precisamente, y por espacio de veinte días hábiles, se encuentra en exposición pública en el Ayuntamiento, el documento complementario del proyecto de reparcelación de la primera unidad de ejecución conocida como 'Calogero' donde se ponen al día y se reordenan los diferentes viales que se encontraban en vigor desde hace más de medio siglo.

Hay que señalar que fue el año 1.964 cuando se construyó el edificio 'Aizetzu' con proyecto del prestigioso arquitecto Luis Peña Ganchegui. Este edificio se encuentra construido en altura, lo que deja al descubierto toda la planta baja e incluso hasta dos alturas en algunas zonas, un espacio al que habrá que darle un aprovechamiento urbanístico para así mejorar la estética del inicio de la nueva calle, sin olvidar el tratamiento de las escaleras de acceso que cuentan con unas hendiduras importantes.

Normas subsidiarias

Otro de los capítulos pendientes será cómo afectará la ubicación de los siguientes bloques de viviendas respecto a la nueva calle.

El documento en vigor data del año 2006 y precisamente durante esta legislatura se prevé actuar sobre el mismo.