El Ayuntamiento de Deba colabora con Salvamento Marítimo Humanitario

Miembros de SMH con un puesto en Deba. / A.S.
Miembros de SMH con un puesto en Deba. / A.S.

A.S.DEBA.

El barco Aita Mari de Salvamento Marítimo Humanitario, SMH ha regresado a Pasaia tras mes y medio prestando ayuda humanitaria en el campamento de refugiados de Lesbos (Grecia). Los barcos de salvamento marítimo siguen enfrentando la prohibición de navegar y salvar vidas en el Mediterráneo lo que ha supuesto que en los cinco primeros meses del presente año, 581 personas se hayan dado por muertas o desaparecidas según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados. A ellos se suman los 17.900 ahogados reconocidos según datos de la Organización Internacional para la Migración entre 2014-2018.

Ante las dificultades impuestas por las autoridades europeas a prestar una solución digna y eficaz a la actual crisis humanitaria, son las organizaciones independientes como Salvamento Marítimo Humanitario, las únicas que están trabajando para evitar uno de los mayores dramas humanitarios del presente siglo. «No tenemos la solución a los conflictos, pero no podemos permanecer impasibles ante tanto sufrimiento y la muerte de aquellas personas que no encuentran otra salida que jugarse la vida en el mar huyendo de una muerte segura en sus países de origen», expresan desde la organización.

Hace pocos días, un equipo de SMH se hizo presente en Deba en tareas de sensibilización y venta de material para dar sostenimiento a las tareas del Aita Mari y del trabajo en el campamento de Lesbos. Desde Salvamento se solicitó el acompañamiento en su iniciativa de ayuda de todos aquellos que crean, que carecer de futuro donde naces no es motivo para perder la vida. SMH se presentó como un grupo de voluntarios trabajando en una causa humana y necesaria que necesita la ayuda de todos aquellos que quieran ayudar a salvar vidas.

El Ayuntamiento de Deba lleva un par de años colaborando en los proyectos de emergencia de SMH y este año no va ser menos habiendo presentado ya un proyecto de ayuda humanitaria urgente para el campamento de Lesbos.