El PSE pregunta en el Parlamento si se va a actuar en los antiguos juzgados

Los socialistas piden conocer el futuro del inmueble de los antiguos juzgados. /
Los socialistas piden conocer el futuro del inmueble de los antiguos juzgados.

El inmueble lleva más de diez años sin uso, aunque el Gobierno Vasco barajó ocuparlo para sus diferentes servicios

ALBERTO ECHALUCE

La parlamentaria socialista Miren Arrate Gallastegui ha solicitado información en el Parlamento Vasco sobre el futuro del edificio de los antiguos juzgados de la calle Bittor Sarasketa. Gallastegui ha cursado una serie de preguntas a la Consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, Cristina Uriarte relativas a la desafectación del edificio de los antiguos juzgados de Eibar. La desafectación no es otra cosa que la desvinculación del antiguo juzgado al uso o servicio público que tenía el Gobierno Vasco.

Por este motivo, la parlamentaria socialista quiere conocer las particularidades de esa pérdida de dominio y propiedad del Gobierno Vasco, sobre cuándo se prevé iniciarlo, o si se piensa enajenarlo o cederlo. También se pregunta a la Consejera de Educación las medidas que se han adoptado en el mantenimiento y conservación del edificio, o las reparaciones abordadas y cómo se va a garantizar la seguridad del edificio.

Desde el Ayuntamiento de Eibar se ve con buenos ojos que el Gobierno vasco dé un destino a este edificio, desocupado desde tiempo atrás. Responsables municipales se han dirigido en varias ocasiones al Gobierno vasco para ofrecer alternativas de utilización de este inmueble, pero las gestiones no han seguido adelante. En las últimas elecciones municipales, el grupo político EH Bildu, solicitó la ocupación del inmueble para usos ciudadanos, una vez que, desde su cierre y traslado del Palacio de Justicia a Txantxa Zelai, no ha tenido ninguna utilización.

Objeto de una permuta

El ayuntamiento y el Gobierno vasco formalizaron, en el año 2007, la permuta de dos propiedades públicas: el teatro Coliseo y el edificio de los antiguos juzgados de Bittor Sarasketa, tras un proceso que duró más de una década.

El ayuntamiento pasó a ser propietario del teatro Coliseo, que estaba en manos del Gobierno vasco. Y esta institución se quedó con el edificio y la parcela de los antiguos juzgados de Bittor Sarasketa. Aunque el deseo municipal era que el edificio de los juzgados pasase a contar con una amplia utilización de servicios, desde su cierre no ha contado con ningún uso. Hay que recordar que la formalización de los trámites se iniciaron con la complicada operación a varias bandas que se inició en la década de los noventa para trasladar el banco de pruebas a Azitain, construir el palacio de justicia en Txantxa Zelai y recuperar el teatro Coliseo.

En todo ese proceso, una de las opciones que se barajó inicialmente, fue que, dada la centralidad geográfica de Eibar, se podían instalar las federaciones deportivas vascas en ese edificio.

No obstante, la opción que sí se estudió fue la de ubicar en este espacio las oficinas centrales del Consorcio público Haur Eskola, que agrupa a todos los centros existentes en la comunidad autónoma. Este servicio público tiene ahora su sede central también en Eibar, en instalaciones del Complejo Educativo Eibar, pero se planteaba trasladarlo a Bittor Sarasketa y centralizar desde allí todo el funcionamiento del consorcio público.

La ubicación de la sede central del Consorcio en Eibar se decidió por la situación geográfica céntrica en el conjunto de la comunidad autónoma. Además, aportaría como ventaja que se encuentra situado junto a la Haur Eskola de Eibar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos