Los ciudadanos determinarán el uso del terreno del convento

Se estudirán los usos para los terrenos entre el anexo y el polideportivo de Ipurua./
Se estudirán los usos para los terrenos entre el anexo y el polideportivo de Ipurua.

El Ayuntamiento quiere llevar a cabo la ampliación del polideportivo y la SAD Eibar, un campo de hierba natural

ALBERTO ECHALUCE

El ayuntamiento piensa poner en marcha un proceso participativo destinado a establecer los usos más convenientes para los terrenos del convento de Ipurua.

Ayuntamiento. En el seno del PSE-EE se ha llegado a plantear la utilización de los terrenos para llevar a cabo la ampliación del polideportivo.

SAD Eibar. Dentro del proyecto Ipurua Tallara que presentó el presidente Alex Aranzabal se planteó la construcción de un campo de hierba natural y un parking.

Otras propuestas. La arquitecta Maria Alberdi planteó en su proyecto fin de carrera una residencia, locales, museo, locales...

Para llevar a cabo un posible proyecto en este punto es necesaria la adquisición de los terrenos en los que actualmente se encuentra el convento de la calle Santaiñes, actualmente vacío al no habitarlo las monjas de clausura. El alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos, llevó a cabo antes de las elecciones municipales las negociaciones con la autoridad eclesiástica, que es la propietaria de estos terrenos en los que se ubicaba el convento de la Concepción, para la posible compra. Tras los cambios de impresiones se abrió una disponibilidad por ambas partes para llegar a un acuerdo.

Entre las prioridades que plantea el ayuntamiento está llevar a cabo en estos terrenos una ampliación del polideportivo de Ipurua. Por su parte, desde la SAD Eibar se ha planteado también la construcción de un campo de hierba natural para entrenamiento del equipo.

No obstante, se quiere dar voz a los ciudadanos para que expresen las necesidades y puedan alcanzarse las conclusiones necesarias y después encargar la redacción del proyecto y decidir la distribución del uso de las parcelas.

No hay que olvidar que, hace cuatro años, en plena campaña electoral, una de las promesas electorales de mayor calado del programa socialista, cuya candidatura encabezó Miguel de los Toyos, fue precisamente esta ampliación de las instalaciones deportivas. Ahora, con la nueva corporación ya conformada y con los socialistas de nuevo al frente del ayuntamiento, volverá a plantearse este proyecto de nuevo. Cuando De los Toyos planteó en su programa esta iniciativa, en 2011, ya había tanteado el terreno. No obstante, con el recrudecimiento de la crisis este proyecto de comprar los terrenos para ampliar el polideportivo quedó descartado, con el fin de abordar otras prioridades.

Junto a ello, en aquel momento las pretensiones del Obispado fueron elevadísimas, mientras que en un último contacto mantenido el precio de venta se ha reducido sustancialmente. «En su momento tuvimos reuniones con la Congregación y con los representantes legales del edificio de las monjas», reveló el alcalde. No hubo un acuerdo inmediato, como es lógico en este tipo de negociaciones tan complejas, «pero sí nos manifestaron una muy buena voluntad por su parte y estar abiertos ahora a intentar llegar a acuerdos».

8.000 metros cuadrados

El solar que albergaría los proyectos que determinen los ciudadanos tienen una superficie de 8.000 metros cuadrados. La idea se basa en utilizar parte de este terreno en diferentes alturas para aprovechar al máximo el espacio.

Entre los usos que se han planteado estarían un aparcamiento que dotará al barrio de Ipurua de más de plazas de estacionamiento. Esta amplia zona de aparcamiento estará dispuesta para uso exclusivo de los usuarios del polideportivo. Dentro de este mismo proyecto, la arquitecta María Alberdi presentó un proyecto de fin de carrera en la Escuela de Arquitectura de la UPV (Donostia), consistente en la construcción de una residencia, locales y museo, y un edificio para uso del Club Deportivo Eibar, cerca del polideportivo.

La propuesta que planteaba Alberdi se centraba en la rehabilitación de dicho convento y en la construcción de nuevos volúmenes para dotar al conjunto de un carácter deportivo-cultural, con infraestructuras alrededor del deporte, cultura y el ocio.

Por su parte, en el seno del ayuntamiento se pretendía dar cobertura a las necesidades de muchos grupos deportivos, una vez que se considera que el polideportivo se ha quedado pequeño. Por ello, se planteaba que, además de las habituales canchas deportivas, fuesen los clubes, colectivos y usuarios eibarreses quienes aportasen sus propuestas, «buscando un consenso sobre las instalaciones que se quieren crear».

En una ciudad como Eibar, en la que el 30 por ciento de la población es abonada al Patronato Municipal de Deportes, la apuesta por las instalaciones deportivas se da como una inversión segura. En este sentido, se insiste en que todos los datos animaban a seguir en esa línea de impulsar todas aquellas dotaciones e instalaciones que promuevan el deporte, el ocio y el mantenimiento.

Cerrado desde 2009

El convento de la Concepción quedó cerrado tras la marcha de las monjas en octubre de 2009, después de haber prestado sus servicios a lo largo de 500 años.

Estas monjas de clausura constituían la orden más antigua que ha desempeñado su labor religiosa en Eibar. La avanzada edad de las monjas y sus problemas de salud llevaron a su salida para desempeñar su labor dentro de la misma comunidad pero en San Sebastián. Las monjas ayudaron a la creación de instalaciones deportivas en Eibar con la venta de terrenos para la construcción del polideportivo y del anexo de Ipurua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos