Dos premios de mil euros y tres mil bolsas en apoyo al comercio

Campaña. Representantes de Sabadell Guipuzcoano y Ayuntamiento con las bolsas y urnas./
Campaña. Representantes de Sabadell Guipuzcoano y Ayuntamiento con las bolsas y urnas.

Sabadell Guipuzcoano pone en marcha la campaña 'Creemos en Eibar' con la colaboración del Ayuntamiento

FÉLIX MORQUECHO

'Creemos en Eibar' es el título de una campaña que empieza a dar ahora sus primeros pasos pero que se desarrollará durante el mes de marzo. El banco Sabadell Guipuzcoano ha puesto en marcha esta iniciativa desarrollada antes en varias ciudades y que llega ahora por primera vez a una localidad que no es capital. Mediante unos sorteos, la entidad bancaria trata de apoyar al sector comercial y hostelero en una campaña que cuanta con la colaboración del ayuntamiento.

Primer sorteo. 15 de abril, una tarjeta-regalo de 1.000 euros entre boletos de los clientes.

Segundo sorteo. 20 de abril, 1.000 euros entre comercios adheridos con datáfono.

Bolsas. Se recogerán en las oficinas con el resguardo del boleto

La casa consistorial acogió esta semana la presentación de la campaña, con la participación de Mikel Aingeru Irurzun, Mikel Urkola y Saioa Bastero, directores de las tres oficinas con que cuenta el banco en Eibar, además del responsable de zona Joaquín Aranbarri. Por parte del Ayuntamiento estuvo la edil de Desarrollo Económico María José Telleria, que animó al sector bancario a seguir apoyando a emprendedores y comerciantes, mediante la dotación de financiación a sus proyectos.

«La campaña tiene como objetivo dinamizar el comercio en Eibar, no sólo desde el punto de vista del comerciante sino también del consumidor» explicó Urkola. Para ello habrá dos premios de 1.000 euros cada. Ahora se ha iniciado una fase de adhesión de establecimientos y son ya cerca de un centenar los que participarán en esta campaña, tanto del sector comercial como hostelero, «está abierto a todo tipo de establecimientos».

Cada una de las tiendas o bares participantes contará con una urna y unos folletos explicativos. Con cada consumo, independientemente del valor, se recibe un boleto que se puede rellenar y depositar en la urna. Esta recogida se desarrollará entre el día 2 y el 31 de marzo. Después se procederá a la recogida de las urnas y entre todos los boletos depositados se realizará un sorteo. «El ganador se llevará una tarjeta-regalo por valor de 1.000 euros. Ese dinero se podrá gastar en tres de los establecimientos participantes en la campaña, pero uno de ellos debe ser aquel en el que se depositó el boleto ganador» explicó Mikel Urkola. Este sorteo se realizará el 15 de abril.

El día 20 de abril habrá otro sorteo. En este caso el premio serán 1.000 euros en metálico y los candidatos serán aquellos comercios que hayan utilizado el datáfono de Sabadell Guipuzcoano. «Puede participar en la campaña cualquier establecimiento, pero este sorteo está dirigido a los establecimientos clientes del banco».

Bolsas ecológicas

Aquellas personas que depositen sus boletos en las urnas 'Creemos en Eibar' podrán llevar el resguardo a cualquiera de las tres oficinas del banco Sabadell Guipuzcoano de la ciudad. Allí podrán canjearlo por una bolsa ecológica diseñada por Javier Mariscal que lleva impresa la palabra 'Creemos' en castellano o 'Sinisten' en euskera. Hay un total de 3.000 bolsas que se entregarán hasta fin de existencias.

Los responsables de Sabadell Guipuzcoano destacaban ayer que esta campaña se ha desarrollado anteriormente sólo en capitales, Bilbao y San Sebastián las más cercanas. «Una de las primeras ciudades en recibir esta campaña sin ser capital es Eibar, aunque es una iniciativa que irá después a otras localidades» indicó Aranbarri.

La campaña llega con el objetivo de apoyar la dinamización del sector comercial local. Además, su celebración durante el mes de marzo coincidirá con la recta final de la temporada de rebajas.

En los últimos meses son varias las campañas dirigidas a un sector que además de la crisis coyuntural sufre las consecuencias del cambio de hábitos de consumo. Por ese motivo se trata de impulsar el pequeño comercio situado dentro de la localidad.