Estudiantes piden campañas contra la obesidad como las del tabaco

Los estudiantes disfrutan de la marcha destinada a sensibilizar sobre hábitos saludables./
Los estudiantes disfrutan de la marcha destinada a sensibilizar sobre hábitos saludables.

Cientos de escolares toman parte en las calles de Eibar en la III Marcha de la Salud. Alumnos del IES Uni Eibar-Ermua realizarán en enero visitas a seis centros para realizar el protocolo de salud

ALBERTO ECHALUCE

«Queremos que se destine el mismo dinero a campañas contra la obesidad que el que se destina a promover contra el tabaco», señalaban unos estudiantes que tomaron parte ayer en la III Marcha de la Salud que recorrió las calles de Eibar. Una nutrida presencia de estudiantes y profesores de diferentes centros de Eibar y Ermua secundaron su celebración, organizada por el alumnado del ciclo de Animación de actividades Físicas y Deportivas de la UNI (Eibar-Ermua). Su objetivo era concienciar a los jóvenes sobre los beneficios de los estilos de vida activos.

El recorrido se inició en la plaza Unzaga, finalizando en el frontón Astelena, lugar en donde se realizaron diversos juegos, con los participantes del programa televisivo 'El conquistador del fin del mundo'. Julián Iantzi tuvo que entonar un bertso, y Manu Maritxalar, Julen Madina, o el ganador en dos ocasiones Eneko Van Horenbeke disfrutaron de la jornada. Incluso los estudiantes pudieron disfrutar de un lunch saludable, compuesto de fruta y agua, tras el recorrido de la carrera por las calles.

El objetivo de esta actividad, «era reforzar en el alumnado y recordar a la sociedad en general que el movimiento es salud, para lo que es necesario disminuir el sedentarismo y potenciar los estilos de vida activos, todo ello disfrutando de una jornada activa y lúdica».

Desde hace muchos años, este centro formativo viene trabajando por la transformación social de su entorno, buscando el emponderamiento formativo de su comarca y la difusión y promoción de estilos de vida activos, como estrategia más eficaz para frenar el avance de las enfermedades derivadas; y para propiciar la mejora de la calidad de vida de los pobladores de su comarca.

Por los colegios

En este cometido, las actividades que desde el departamento de educación física del IES Uni Eibar-Ermua que se vienen poniendo en marcha en los últimos años, se realizan con este objetivo.

Una de las más significativas es el llamado protocolo de salud escolar, a través del cual el alumnado del ciclo de animación de actividades físico-deportivas se dirige a los centros escolares de Eibar y Ermua y establece un plan integral de estimulo hacia los buenos hábitos. «Está previsto volver a realizar esta actividad a partir del mes de enero por dos centros de Ermua y cuatro Eibar», señalaba Jesús Roldán, profesor del IES Uni Eibar Ermua. En esta dirección Roldán aseguraba que «se hacen muchas campañas contra el tabaco, pero ninguna contra la obesidad. Nosotros queremos incidir también en este tema. La obesidad es causante de muchas enfermedades».

Por ello, son los propios alumnos los que proponen reflexiones y respuestas hacia prácticas más saludables relacionadas con la nutrición, con la impartición de charlas interactivas por el alumnado de estos ciclos; una valoración antropométrica, otra de carácter postural, así como otras de valoración de la condición física.

Con los datos obtenidos del alumnado, se elabora una ficha personalizada y privada que se entrega al alumnado y se les da una serie de recomendaciones para que estén informados de los efectos de la vida sedentaria, de la alimentación hipercalórica y de los hábitos inadecuados entre la juventud.

Causante de enfermedades

En esta dirección, esta fiesta ha tratado de mostrar que la obesidad ha dejado de ser un problema exclusivamente estético y ha traspasado la barrera de la salud y la sanidad, «al convertirse en una auténtica epidemia a escala mundial que requiere ingentes recursos humanos, técnicos y económicos para combatirla», señalaba Roldán. A pesar del despliegue de toda una artillería preventiva y terapéutica por parte de las autoridades político-médico-científicas, lejos de detenerse, la obesidad se ha multiplicado peligrosamente. Su proliferación en la sociedad ha llegado a tal punto que los especialistas han pasado a denominarla 'globesidad', una especie de globalización del sobrepeso, al margen de su condición de país desarrollado o subdesarrollado.

Estudios epidemiológicos demuestran que «un elevado porcentaje de personas presenta algún tipo de patología asociada al sobrepeso. Algo que hace saltar todavía más las alarmas cuando manejamos datos sobre obesidad infantil y juvenil».

Estos trastornos de carácter nutricional repercuten en una serie de dolencias asociadas al sobrepeso, algunas de ellas crónicas, tales como la diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, hipertensión arterial e incluso diversos tipos de cáncer.

El trastorno de la obesidad también afecta a los jóvenes ya que en estudios realizados en países desarrollados como Estados Unidos y algunos de Europa el número de obesos se ha multiplicado debido principalmente a un cambio de hábitos alimenticios, sobre todo en el consumo de grasas y una notable disminución en la actividad física.

Los propios profesores solicitan «más horas de impartición de clases de educación física».

 

Fotos

Vídeos