Berreibar cierra en junio las citas de Bektokixa con teatro, música y arte

Multiusos. Un espacio vacío ha permitido la organización de distintas iniciativas. /
Multiusos. Un espacio vacío ha permitido la organización de distintas iniciativas.

La cesión del antiguo taller finaliza este mes con las últimas actividades culturales

FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

Berreibar nació en el año 2013 como un proceso dispuesto a poner sobre la mesa el papel que pueden jugar los edificios industriales una vez finalizada su actividad productiva. Eibar es un paradigma de la presencia de estos inmuebles dentro del casco urbano y eso llamó la atención de un colectivo que comenzó su trabajo en torno a la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Donostia y el colectivo M-Etxea. En enero de este año se ponía en marcha una sección cultural dispuesta a llevar a la práctica algunos de los posibles usos de los edificios industriales. Consiguieron la cesión de un antiguo taller en la calle Bittor Sarasketa, lo rebautizaron como 'Bektokixa' y han venido realizando un ciclo de actividades que llegan a su final este mes de junio.

PROGRAMA DE JUNIO

Días 10 al 13. Workshop en Portalea sobre 'Reconversión del patrimonio arquitectónico industrial'.

Sábado 14. Recorrido teatralizado sobre la historia industrial de Eibar del siglo XIX a nuestros días a las 11.00 horas.

Domingo 15. Concierto con el grupo Kokein y la cantante Anari a las 19.00 horas.

Días 20 al 22. 'Interbentziñuak'. Instalaciones artísticas de alumnos de Bellas Artes.

El programa desarrollado hasta la fecha ha mostrado que con imaginación y trabajo, un espacio amplio y en principio vacío como un antiguo taller puede acoger todo tipo de encuentros. Ha habido actividades infantiles relacionadas con la pintura o el dibujo, conciertos, representaciones teatrales e incluso sesiones de danza. Han sido citas que se podrían haber hecho en otro lugar, pero que hubieran sido diferentes. El espacio industrial ha sido un condicionante y un punto de referencia en muchas de las iniciativas.

El programa preparado por Berreibar Ekimen Kulturala para el mes de junio comienza la próxima semana con unas jornadas de trabajo dirigidas principalmente a profesionales y estudiantes de arquitectura. 'Reconversión del patrimonio arquitectónico industrial' es el título de un 'workshop' que se celebrará en la casa de cultura Portalea entre el día 10 y el 13. Antonio Lopera y Juan Domingo Santos conducirán un taller activo con el fin de reflexionar sobre el papel que deben cumplir este tipo de edificios.

El teatro regresa el sábado día 14 por la mañana para relacionarse con la historia industrial de la ciudad. 'Antxitxiketan Antzerkia' es el nombre que ha tomado un grupo de personas de Eibar vinculadas al mundo de la interpretación. Serán los encargados de hacer un recorrido por distintas calles de la ciudad en el que harán su particular interpretación de la historia local y su relación con el trabajo y con los edificios que se encuentren en el camino. Es una representación que se celebrará en la calle y al efecto de que los participantes puedan escuchar correctamente, la organización abrirá una inscripción para el público interesado. La asistencia será gratuita.

Música e intervenciones

La música se ha convertido en un ingrediente del taller Bektokixa durante las tardes de varios domingos, con una importante asistencia en algunos de los conciertos. Este mes habrá una cita el día 15 con la participación del grupo eibarrés Kokein que actuará junto con la cantante azkoitiarra Anari.

La recta final del programa en el antiguo taller de la calle Bittor Sarasketa llegará en vísperas de las fiestas de San Juan. 'Interbentziñuak' es el título de una muestra que permitirá ver en este local las instalaciones realizadas por alumnos de la facultad de Bellas Artes. Serán cuatro las intervenciones de distintas disciplinas que se podrán ver el fin de semana del 20 al 22 de junio. Después, las responsables de Berreibar Ekimen Kulturala no descartan algún acto de despedida antes de que un candado vuelva a cerrar el taller, a la espera de un destino más duradero.