Iban Azarola: «El triatlón es una forma de vida»

Triatleta. Iban Azarola con su bicicleta en una competición./
Triatleta. Iban Azarola con su bicicleta en una competición.

Iban Azarola arrancará su nueva etapa el sábado tras ser campeón de Euskadi de duatlón | Compite en categoría sub-23, en la que es campeón de Gipuzkoa de este deporte que aúna atletismo y ciclismo

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

«Para mí el triatlón es un forma de vida», afirma Iban Azarola (Zumarraga, 1998). El zumarragarra habla de su trayectoria en este deporte cuando está a punto de iniciar la nueva temporada -lo hará el sábado en Getaria- y tras haber cosechado varios éxitos en la de duatlón. De hecho, ha quedado campeón de Euskadi en distancia sprint y campeón de Gipuzkoa y subcampeón de Euskadi en distancia corta. También se ha llevado el premio del circuito vasco, además de haber ganado varias carreras. «El duatlón y el triatlón requieren mucha disciplina y conllevan, además de la planificación de los entrenamientos, tu propia planificación. Los entrenamientos te ocupan gran parte del día, pero en mi caso estoy estudiando una carrera. Este año he empezado Ivef en Vitoria, y lo más importante son los estudios, así que tengo que compaginar ambas cosas». No obstante, «el triatlón es mi hobby y disfruto con ello», afirma.

Azarola debutó en este deporte «hace dos años, en juveniles, con el equipo del Urola». Hasta entonces había militado en el Urola de fútbol donde jugaba de portero, pero buscaba «algo más personal, quería un deporte en el que si ganaba era por mí y si perdía, también».

Actualmente forma parte del equipo Ascentium Arabatri de Vitoria. «He notado mucha diferencia. Me inicié en el Urola para poder competir como federado, pero allí no había un plan de entrenamiento, cada uno se marcaba el suyo. En mi equipo actual hay mucho nivel, incluso profesionales». En Vitoria cuenta con «un entrenador muy cualificado que nos marca un plan de entrenamiento semanal. Tenemos dos sesiones todos los días, aunque también tengo que decir que todo lo que sé del triatlón lo he aprendido en el Urola», asegura.

«He pulido la natación»

Después de la temporada de duatlón, este sábado comenzará la de triatlón. Azarola participará, como ha hecho hasta ahora, en la categoría sub-23. La distancia será sprint, esto es, 750 metros de natación, 20 km en bicicleta y 5 km corriendo. «Hasta ahora lo que más me costaba era la natación, pero este año creo que es la disciplina que más he pulido, ya que en el club es a lo que más importancia dan. Estoy con la incertidumbre de cómo me va a salir», explica el joven.

Su objetivo deportivo pasa por «pegar un saltito más, puliendo esas cosas que no hago tan bien o me cuestan más. Cuando el entrenador y yo veamos que estoy más preparado me gustaría competir bien a nivel autonómico o estatal, participar en copas de España y competiciones de ese tipo».

Los próximos meses Azarola tiene por delante varias pruebas además de la de Getaria: Gorliz, Lekeitio, Donostia, Hondarribia, Zumaia y Sestao. «Los de Donostia y Sestao son de distancia olímpica, el doble que la sprint: 1.500 metros a nado, 40 km en bicicleta y 10 corriendo», indica Azarola. «Tengo ganas de participar en el de Hondarribia porque hace dos años fui enfermo, terminé la carrera, pero acabé fatal. El año pasado la preparé a fondo y la semana anterior también me puse enfermo, así que no pude participar».

«Algún susto»

Más suerte ha tenido con las lesiones, que «me han respetado bastante. Lo que sí he tenido es algún susto. En el duatlón de Alsasua del año pasado hacía muy mal tiempo y después de correr y andar en bici empecé con síntomas de hipotermia y se me fue paralizando el cuerpo. La sensación fue horrible, peor que una caída de la bici. Se te empieza a bloquear el cuerpo por partes», recuerda.

Azarola también habla de lo importante que es la alimentación y de los sacrificios que la competición requiere. No obstante, «cuando terminas la carrera, compensa», comenta.