Las mejores fotos de Santa Isabel son las de Iker Gutiérrez

La entrega de premios tuvo lugar ayer en Antigua . /  ASCEN
La entrega de premios tuvo lugar ayer en Antigua . / ASCEN

El zumarragarra ha ganado el V Concurso Fotográfico de Fiestas, el segundo premio ha sido para Vicente Villar y el tercero, para Jennifer Caballero

MARISOL FERNÁNDEZZUMARRAGA.

Iker Gutiérrez es el ganador del V Concurso Fotográfico Fiestas de Santa Isabel. Las fotos del zumarragarra han sido las mejor valoradas por el jurado, integrado por Jokin Antoñana, Javi Alonso e Iñaki Oyarzabal, miembros de la sociedad de fotografía Argazkia, organizadora del certamen. El segundo premio ha sido para Vicente Villar y el tercero, para Jennifer Caballero. El premio a la mejor colección local ha correspondido a Mikel Laiglesia. El premio a la mejor colección infantil se lo ha llevado Raúl Ruiz. El segundo premio de esta sección lo ha recogido Unai Azarola y el tercero, Xabat Laiglesia.

La entrega de premios, dotados con cantidades desde 200 a 20 euros, tuvo lugar ayer sábado, en el centro de interpretación de Antigua.

Es el segundo año consecutivo que Iker Gutiérrez gana el concurso fotográfico de Santa Isabel. El zumarragarra presentó una colección de seis fotografías, igual que el resto de participantes, que en su caso fueron de la tamborrada de sociedades, la tamborrada infantil, el campeonato del baile al suelto, las vaquillas, los fuegos artificiales y la ezpatadantza en la campa de atrás de Antigua. «Los temas ya los tenía pensados. Este año me empeñé en presentar una de los fuegos porque el año pasado, después de preparla un montón, no la pude hacer porque entró la niebla», explica Gutiérrez. Esta vez ha elegido «unas huertas junto a la autovía» para obtener esa imagen.

El zumarragarra explica que elige los temas «que más me pueden gustar y los que más pueden lucir en fotografía. Casi todos los años son los mismos, pero intento que las fotografías sean diferentes, eso es lo difícil».

Entre las que ha presentado al concurso se queda con «la de las vaquillas. Posiblemente no es la mejor técnicamente, pero me gusta porque es una fotografía que se puede leer. Se ve lo que ha pasado, que la vaquilla ha derribado a un chaval que está en el suelo, y lo que va a pasar, que va directamente a por otro», indica.