Las gitanillas son las reinas

Premiados. Zumarragarras y urretxuarras galardonados con los Premios Florales 2019 y los alcaldes de ambos municipios. / M.F.
Premiados. Zumarragarras y urretxuarras galardonados con los Premios Florales 2019 y los alcaldes de ambos municipios. / M.F.

Dieciséis vecinas y vecinos de Zumarraga y Urretxu recibieron ayer los Premios Florales 2019

MARISOL FERNÁNDEZZUMARRAGA.

Las gitanillas son las reinas de las ventanas y balcones de Zumarraga y Urretxu. Este geranio hiedra, así como otras variedades de la misma especie son las favoritas de los vecinos de ambos municipios. Así se demostró ayer en la entrega de los Premios Florales que tuvo lugar en la casa de cultura Zelai Arizti, donde se emitió un vídeo con imágenes de los balcones, ventanas y entradas de caseríos premiados.

En Zumarraga recibieron premio Mª Carmen Arcelus, Mª Jesús Zabalo, Leonor Osés, Angel María Etxaniz y Ana Salvador y Rosarito Mendizabal, en la sección de ventanas y balcones de la calle. En la de caseríos fueron galardonados Arkaitz Goitia (Aitzaga), Lourdes Arrondo y Marcial Plazaola(Izukitza) y Lourdes Etxaniz y Fermin Goenaga (Landaburu).

Los premiados de Urretxu fueron Mª Luz Gastón, María Peinado, Julio Elizondo, Miren Labarza y Mª Carmen Cristóbal. En la sección de caseríos, los premios correspondieron a Kristina Sasieta (Agerre), Nekane Egia(Larreaga)y Coro Ariztegi (Ipeñarrieta, 8).

Todos los premios estaban dotados con 50 euros, diploma y una planta.

«El geranio es resistente»

Leonor Osés es una de las zumarragarras que ha elegido gitanillas para decorar su balcón. Esta vecina de San Isidro se mostraba encantada de haber sido una de las premiadas. «Es la primera vez y me ha hecho muchísima ilusión, ni te imaginas...», decía. La zumarragarra explicó que tiene plantas «blancas, rojas, anaranjadas, rosas...». Leonor ha optado por el geranio hiedra porque «es resistente. Mi balcón es frío y no muy apropiado para plantas y éstas son muy resistentes». Además, gozan de sus cuidados. «Por las mañanas les quito las hojas y las flores secas y les echo un poco de agua, que dejo preparada la víspera para que no esté tan fría, y de vez en cuando remuevo un poco la tierra. Nada más, cuidados y cariño», asegura.

Rosarito Mendizabal es ya veterana en los Premios Florales. Ayer recibió uno de los galardones por cuarta vez. Ella opta año tras año por «la alegría guineana, es la que me gusta y la más apropiada para mis ventanas, que son bastante sombrías». Este año las ha plantado de dos colores «rosa y rojo. Mi hija que vive en el piso de arriba tiene las mismas y mi hermana, que vive en el de abajo, también. Tenemos toda la casa con las mismas plantas», explica. Ella también asegura que no tiene ningún truco para que sus alegrías luzcan tan hermosas. «Regarlas, quitarles las hojas secas... pero ningún cuidado especial, debe ser que les quiero...».

Ainara Osinalde, de Ikerlora, ha formado parte del jurado que ha recorrido Zumarraga y Urretxu examinando las flores. Lo que más han tenido en cuenta ha sido «que la flor esté bien, fresca; que no haya flores ni hojas secas; que se vea homogéneo...». Asimismo, le dan importancia al lugar en el que se encuentran. «Hay balcones muy lucidos que con cualquier cosa quedan bien. En cambio hay otros que igual solo tienen una o dos plantas, pero están bonitas y bien cuidadas, eso también se valora».

Ainara Osinalde asume que «la gitanilla es una planta muy agradecida, que da mucha flor», pero quiere animar a los vecinos a que se atrevan con nuevas especies.