«A la gente le gusta ver y tocar el género y aquí no se cohíben»

Rebajas a la calle. Clientes mirando ropa en uno de los quince puestos de rebajas que ayer se instalaron en la plaza de Euskadi. / M.F.
Rebajas a la calle. Clientes mirando ropa en uno de los quince puestos de rebajas que ayer se instalaron en la plaza de Euskadi. / M.F.

Bi Tartean celebró ayer la jornada 'Rebajas a la calle' en la plaza de Euskadi | Numeroso público se acercó a los quince puestos que se instalaron y quienes realizaron alguna compra fueron obsequiados con una ración de paella

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

«A la gente le gusta ver y tocar el género y aquí no se cohíben, en la tienda es diferente», sostiene Marta Aizpurua, dependienta de Julita mertzeria. El establecimiento zumarragarra es uno de los quince que ayer instaló un puesto en la plaza de Euskadi en el marco de la jornada 'Rebajas a la calle' organizada por Bi Tartean, la asociación de comerciantes, hosteleros y empresas de servicios de Zumarraga y Urretxu. La iniciativa consiguió llamar la atención de numeroso público. «La gente responde muy bien y ha comenzado a venir desde muy tempranito», añade Marta.

«Se trata de una campaña muy solicitada por los comerciantes y que tiene muy buena aceptación entre el público», explica María Pavón, técnica de comercio. «Este año han participado quince establecimientos, trece de ellos son de la asociación, hay uno que no lo es y otro que ha venido de Zarautz. Lo que se hace es invitar primero a los comerciantes locales y, después, si no se ha llenado, se extiende la invitación a establecimientos de otros municipios para que la feria resulte más atractiva».

«Para nosotros es una forma de sacar los saldos que nos quedan», indica Marta. «En nuestro caso, otros años hemos aprovechado para impartir clases de ganchillo. Esta vez también lo teníamos pensado, pero a la profesora le ha surgido un imprevisto y no ha podido venir».

Además de los puestos de ropa, complementos, calzado, deporte, mercería y lencería, quienes se acercaron ayer a la feria de las rebajas también encontraron hinchables y un txoko para los niños.

Trescientas raciones

Este año, como novedad, los clientes de la feria fueron obsequiados con una ración de paella. «Por cada compra de más de diez euros el cliente recibe un ticket para la paella. Ha sido una propuesta de los propios comerciantes, que han querido potenciar la jornada con algo más que las ventas. Se pensaron distintas posibilidades y, finalmente, nos decantamos por la paella», explica María Pavón.

De la paella se encargó Buen Bokado. Jesús de la Cruz y Lourdes Martí encendieron los fuegos «a las 11.00, aunque ya llevábamos preparando desde las 10.00». Los cocineros hicieron dos paellas, una de carne y otra de pescado, de las que salieron unas «trescientas raciones».

La jornada de 'Rebajas en la calle' de ayer es la última iniciativa organizada por Bi Tartean, pero la asociación ya tiene programadas algunas otras de cara a la vuelta de vacaciones. «En septiembre llevaremos a cabo una campaña para potenciar el uso de la tarjeta de Bi Tartean ligada a cheques de compra», adelanta María Pavón. «La tarjeta de la asociación se solicita en la Caja Rural, pero se puede vincular a cualquier entidad bancaria. Es gratuita y, a través de ella, se opta a descuentos en compras futuras».

Para el mes de noviembre se prevé la 'Campaña regalo', que «este año no consistirá en una bolsa, sino en un paraguas. La lluvia no será excusa para no salir de compras», bromea la técnica.

Ese mismo mes se llevará a cabo la conocida campaña 'Azaro morea', que consiste en el sorteo de un cheque de 500 euros entre quienes hayan consumido en los comercios adheridos. La persona afortunada lo deberá gastar en un día, coincidiendo con el Black Friday. Bi Tartean cerrará el año con la campaña de Navidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos