Garmendia-Jauregi contra Larrayoz-Plazaola y Ruiz de Larramendi contra Carregal, en el Goñi

El frontón Beloki acoge hoy, a partir de las 18.30 horas, la tercera jornada del campeonato de pelota de aficionados

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ZUMARRAGA.

La tercera jornada del Memorial Goñi pone hoy en escena a varios pelotaris con «cuentas pendientes con el torneo de Zumarraga», tanto en el acotado de promesas como por parejas. Tras el habitual partido de los más jóvenes de la escuela de pelota, Garmendia-Jauregi se medirán con Larrayoz-Plazaola, mientras que en promesas, Ruiz de Larramendi jugará contra Carregal, «dos pelotaris que participaron, con distinta suerte, en la edición del año pasado», indican los organizadores. El festival comenzará a las 18.30 horas, en el frontón Beloki. La entrada es gratuita.

El año pasado el lazkaotarra Ruiz de Larramendi, «gracias a su potencia y su pegada se deshizo de todos los rivales hasta llegar a la final, donde se topó con el artista Julen Alberdi y le quedó pendiente una txapela que busca este año», continúan desde Kirolzale. «Peor le fueron las cosas al galdakaoztarra Gaizka Carregal, que tuvo que abandonar su partido de cuartos de final ante Aristi, al recibir un fuerte golpe en su ceja izquierda, por el que recibió varios puntos de sutura», recuerdan.

En el sénior parejas ha habido cambios de última hora. «Lerena, finalista el año pasado, no puede estar por problemas en las manos y deja su lugar a Eneko Labaka, que no pudo estar la semana pasada, pero que se ha recuperado de sus problemas físicos y no ha querido faltar a su cita con el Beloki, un frontón que le trae muy buenos recuerdos, ya que allí se caló dos de sus txapelas del DV». Como zaguero tendrá a Josu Zezeaga, «pelotari capaz de mover la pelota con ambas manos cuando tiene el día y que el año pasado se quedó sin poder participar en el torneo de Zumarraga por problemas físicos».

Enfrente tendrán a Ioritz Egiguren y Sarasa. «El tolosarra es un potente delantero, capaz de poner la pelota muy lejos del frontis y en 2017 fue el sparring escogido por su amigo Jokin Altuna para preparar la final del Cuatro y Medio ante Mikel Urrutikoetxea». El zaguero del Eltzaburu también tiene su espinita clavada en el Memorial Goñi, «donde el año pasado se quedó a las puertas de la txapela. Junto con el riojano Sarasa, cayó en la final ante Urbieta-Garmendia».