Cinco zumarragarras abrirán su propio negocio tras participar en el 'Zumerk'

Clausura. Las participantes en el proyecto Zumerk posan tras recibir sus diplomas. / M.F.
Clausura. Las participantes en el proyecto Zumerk posan tras recibir sus diplomas. / M.F.

Es un proyecto para incentivar el emprendimiento comercial en desempleados | Ayer se clausuró el curso de formación en el que han participado quince personas, de las que han terminado doce

MARISOL FERNÁNDEZZUMARRAGA.

Cinco zumarragarras abrirán su propio negocio tras participar en 'Zumerk', proyecto que tiene como objetivo «incentivar el emprendimiento comercial en personas desempleadas del municipio» y que se clausuró ayer.

Eneritz Arrondo abrirá una tienda de alimentación gourmet; Ana María González, una empresa de servicios de fontanería, junto a su marido; Joana López, una de organización de bodas; Ana María López, una tienda de chucherías; Christian López pondrá en marcha una aplicación para teléfonos móviles relacionada con la seguridad. Asimismo, otras dos de las personas que han participado en el proyecto se encuentran desarrollando un plan de viabilidad para un futuro negocio. Ana Olea apuesta por una tienda de artículos de baile de salón y Laura Compains, por un estudio de fotografía. También han finalizado el proyecto Elisabet Aramburu, Leire Aranzadi, Mertxe Hernando, Mari Carmen Murua y Alazne Zaldua.

Colaboración

Tanto Juan Andrades, director de Comercio del Gobierno Vasco, como Mikel Serrano, alcalde de Zumarraga, mostraron su satisfacción por la colaboración entre ambas instituciones. Según explicaron el proyecto nació «al amparo de una orden de ayudas pionera en el GV para el emprendimiento comercial». El proyecto ha tenido un presupuesto de 120.000 euros, de los que el GV ha financiado el 60%, mientras que el Ayuntamiento se ha hecho cargo del resto. Andrades adelantó que «en 2019 se va a crear una nueva línea de ayudas dirigida a las personas que han iniciado estos proyectos». El director indicó que se ofrecerán ayudas de hasta 20.000 euros a proyectos presentados entre el 1 de julio de 2019 hasta el 30 de junio de 2020.

Rosa Maíza explicó cómo había sido el proceso de selección. La concejala indicó que en enero de 2019 el número de personas inscritas en Lanbide era de 525 y que tras ocho rondas de llamadas se contactó con 484 de ellas. El 67% contestó a las encuestas. Del total de personas con las que se contactó, no todas contaban con un perfil emprendedor. De hecho, eran 40 las que tenían ese perfil. Finalmente, fueron seleccionadas 15 y lo han finalizado 12.

Durante los más de tres meses que se ha llevado a cabo la formación se han trabajado áreas específicas cómo el marketing, las finanzas, formas jurídicas o creatividad, «buscando en todo momento la singularidad de los negocios».

«El empujón que necesitaba»

Eneritz Arrondo es una de las que ya ha decidido el negocio que va a montar: una tienda de productos gourmet. La va a abrir en Oñati «porque es allí donde he trabajado muchos años». La zumarragarra asegura que tenía la idea «desde hace un par de años, pero por circunstancias no la había llevado a cabo». El proyecto Zumerk le ha dado «el empujón que me hacía falta. He trabajado de cara al público, pero aquí he aprendido todo lo que conlleva un negocio y no se ve», aseguró.