«Las caras muy limpias son las más difíciles de dibujar»

Exposición. Sergio de la Fuente junto a dos de las obras que expone en la casa de cultura. / M.F.
Exposición. Sergio de la Fuente junto a dos de las obras que expone en la casa de cultura. / M.F.

Sergio de la Fuente, bonaerense afincado en Ataun, inauguró ayer una exposición de caricaturas en la casa de cultura

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

«Las caras con rasgos marcados, gafas, barba... son mucho mejores a la hora de hacer una caricatura. Las caras muy limpias, como las de los niños, son las más difíciles porque son muy lavadas, sin arrugas, sin cicatrices...», explica Sergio de la Fuente. El artista natural de Buenos Aires y afincado en Ataun, inauguró ayer en la casa de cultura Zelai Arizti de Zumarraga una exposición que recoge una treintenta de «caricaturas e ilustraciones realizadas con diferentes técnicas: óleo, acuarelas, lápices...». La muestra se podrá visitar hasta el próximo 4 de noviembre.

De la Fuente empezó a dibujar en su Buenos Aires natal. «Siempre estudié algo relativo a las artes y en 1996 participé en un curso de caricatura y humor gráfico. La caricatura era algo que no había experimentado y me abrió un mundo en el que no creía que pudiera adentrarme. Empecé y ya no lo dejé nunca».

Actualmente, acude a clases de pintura al palacio Barrena de Ordizia y en el mismo lugar imparte clases de caricatura.

En la exposición cuelgan las imágenes de Amy Winehouse, Peter Sellers, Tim Burton, Charles Chaplin, Benito Lertxundi y Manuela Carmena, entre otros personajes conocidos, pero el autor destaca las de «mis abuelos, son a las que más cariño les tengo. Están hechas a partir de fotos antiguas». También con su padre y con su abuelo tienen que ver los cuadros de afiladores. «Es la primera profesión que ejercieron cuando emigraron de Galicia a Buenos Aires», explica. «Ahora estoy haciendo una serie con este tema».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos