Las Bellas Artes también son para el verano

Pirograbado. Alumnos del cursillo de verano de la escuela de Bellas Artes se afanan con esta técnica de dibujo sobre madera. /  FOTOS M.F.
Pirograbado. Alumnos del cursillo de verano de la escuela de Bellas Artes se afanan con esta técnica de dibujo sobre madera. / FOTOS M.F.

Medio centenar de personas ha participado en el curso de la escuela municipal que hoy finaliza | Además de con el dibujo y la pintura han podido practicar con diversas técnicas y materiales como pirograbado, fimo, quilling, repujado, alambre, playmais...

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

Igual que las bicicletas, las Bellas Artes también son para el verano. Medio centenar de personas ha participado en el curso que la escuela municipal ha impartido a lo largo del mes de julio y que hoy finaliza. Estos alumnos, además de con el dibujo y la pintura, han podido practicar con diversas técnicas y materiales como pirograbado, fimo, quelling, repujado, alambre y playmais, entre otras.

«Los alumnos han venido en dos grupos diferentes. De las 9.30 a las 11.30, los mayores de doce años, casi una treintena. A continuación, hasta las 13.30, los niños a partir de seis años», indican Laura Cendoya y Dorleta Ugarteburu, responsables de la escuela municipal de Bellas Artes de Zumarraga.

Aymar Lázaro, de 13 años, es alumno de la escuela durante el curso y también es habitual en el cursillo de julio al que acude porque «no sé qué hacer por las mañanas». Lo que más le gusta es «pintar cuadros» sobre todo con «pintura acrílica». No obstante, también ha aprovechado para iniciarse en otras técnicas. La que más le ha gustado ha sido «el pirograbado».

De hecho, el pirograbado es la propuesta que la escuela ha hecho este año como novedad. «Todos los años ofrecemos algo nuevo. Esta técnica consiste en realizar un dibujo con un pirograbador, que es un utensilio que genera calor en la punta y va quemando la superficie sobre la que se trabaja. En nuestro caso hemos empleado una tablilla de madera, pero también se puede utilizar para decorar bastones, kutxas, etcétera», explican las profesoras. La técnica ha tenido «muy buena acogida» entre los alumnos. «Han estado muy a gusto».

Además de ofertar una nueva técnica cada verano la escuela de Bellas Artes también da la oportunidad de practicar con otras que se han llevado a cabo los años anteriores. Así, a lo largo de este mes de julio los alumnos «han pintado en tela. Han decorado bolsas». Asimismo, «les hemos dado la oportunidad de hacer una figura con decopage, una técnica decorativa mediante papel. Han hecho un buho» y también han hecho sus pinitos con el repujado. «Consiste en trabajar sobre una placa de estaño. Se trata de ir sacando distintos relieves, para lo que se utilizan punzones, y obtener así el dibujo que queramos. Finalmente se le aplica betún de judea para resaltar los motivos».

Los alumnos también han tenido la posibilidad de practicar con el alambre, «han hecho figuras en plano» y el quilling, «una técnica que consiste en hacer distintas composiciones mediante unas cintas de papel. En todo este abanico cada alumno ha elegido lo que ha querido y algunos han hecho un poco de todo».

Los niños, por su parte, además de dibujar y pintar, tanto con acuarela como con témpera, también han trabajado «en tres dimensiones».

Paula Montero y David González, de nueve y diez años, han empleado las semanas de julio en «pintar un cuadro». De hecho, ya van por el segundo. La primera ha elegido como motivo «un pájaro», mientras que el segundo se ha decantado por «unos flamencos». Ambos son habituales del cursillo de verano y dejan claro que lo que más les gusta es «pintar».

Excursión a Ekain Berri

El cursillo estival se ha completado con una excursión. «En años anteriores hemos estado en el museo Balenciaga y en el Topic de Tolosa. Este año hemos visitado la cueva de Ekan Berri. Además, allí tuvimos oportunidad de participar en diferentes talleres: hacer fuego, pintar, cazar con lanza...».

Desde la escuela recuerdan que el plazo de matriculación para el próximo curso 2018-2019 se abrirá los días 26 y 27 de septiembre, de las 17.00 a las 20.00 horas, en la propia escuela, sita en la casa de cultura Zelai Arizti.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos