Baile de espadas en Zumarraga ante la Virgen

Andoni Oruesagasti, Sara Bidarte, Eneko Galdos y Mikel Antia se disponen a interpretar la ezpata dantza ante la virgen/Iñaki
Andoni Oruesagasti, Sara Bidarte, Eneko Galdos y Mikel Antia se disponen a interpretar la ezpata dantza ante la virgen / Iñaki

Irrintzi interpretó la tradicional ezpata dantza en la Asunción de Zumarraga

MARISOL FERNÁNDEZ

Irrintzi Dantza Taldea cumplió ayer con la tradición e interpretó la ezpata dantza ante Nuestra Señora de la Asunción en el altar mayor de la iglesia parroquial de Zumarraga, como prolegómeno a la misa celebrada a las once de la mañana. El grupo de danzas del Alto Urola solo pone en escena este baile el 2 de julio, en la ermita de Antigua y el 15 de agosto, en la citada parroquia.

Como es costumbre txistularis, dantzaris, mandatarios municipales y vecinos se reunieron en la plaza de Euskadi para dirigirse en comitiva al templo. Aitor Calvo, Xabier Soraluze, María Jesús Arratibel, Ainhoa Zumarraga, Maialen Zubizarreta, Iñaki Aldalur, Lierni Goia y Juan Manuel Kerejeta fueron los miembros de Antxiñako Ama Txistulari Taldea que pusieron música al evento.

Irrintzi solo interpreta la ezpata dantza el 2 de julio, en La Antigua y el 15 de agosto en la parroquia

El grupo de dantzaris estuvo integrado por Andoni Oruesagasti, Mikel Antia, Sara Bidarte y Eneko Galdos, en calidad de capitanes. Les acompañaron en la cuerda Irati Etxeberria, Adirane Peñagarikano, Ane Esnal, Joseba Arratibel, Nekane Martín, Edurne Arrazola, Maren Etxeberria, Paula Urteaga, Mikel Urteaga y Miren Hernández.

«Es un baile exigente»

Después de interpretar la ezpata dantza, los dantzaris y txistularis abandonaron el templo en el que continuó la misa mayor cocelebrada por el párroco Pedro Laskurain y su antecesor en el cargo, Luis Mari Segurola. Dantzaris y txistularis esperaron a la salida del oficio religioso para acompañar a la corporación hasta la plaza de Euskadi donde bailaron el aurresku de honor en el que tomaron parte catorce vecinos y vecinas además de los dantzaris.

La plaza de Euskadi acogió el aurresku en el que también participaron catorce vecinos

Previamente, bailaron kaleko ezpata dantza, punttua, agurra y 2x4. Después, interpretaron 'Paparapa' y 'San Juan', para finalizar con un fandango, un arin arin y una kalejira compartidos con los vecinos. La ezpata dantza es un baile «exigente a nivel físico. Se nota diferencia de bailarla el 2 de julio, que venimos de un montón de ensayos y estamos ligeros , al 15 de agosto que estamos de vacaciones, aunque también hemos tenido algún que otro ensayo», explica Eneko Galdos, uno de los capitanes.

En Irrintzi Dantza Talde rige la máxima de que quien baila el 2 de julio también adquiere el compromiso para el día de la Virgen. Para Sara Bidarte, otra de las capitanas, esto no ha supuesto «ningún problema porque me iré de vacaciones después ». La joven vivió la jornada de ayer «más tranquila, con menos presión ya que hay menos gente que el 2 de julio. Es muy diferente», aseguró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos