Urrelur Museoa organiza una visita a la mina de piritas de Ambasaguas

Ambasaguas. Urrelur regresa tras la expedición de 2006 en busca de las famosas piritas. / AGUADO
Ambasaguas. Urrelur regresa tras la expedición de 2006 en busca de las famosas piritas. / AGUADO

Durante el mes de mayo se han organizado distintas actividades para potenciar el conocimiento de las ciencias de la Tierra

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI URRETXU.

Independientemente de la moda actual de celebrar el Día de la Geología (el Geolodía) en el mes de mayo junto al Día de los Museos, desde 1987 Urrelur Museoa ha destinado este mes para llamar la atención de la población sobre las Ciencias de la Tierra con pulso firme en el deseo de llevar a todos, pequeños y mayores, el conocimiento del suelo que nos rodea.

En ese objetivo se enmarca la celebración de este año 2019, que arrancará el día 11, sábado, todo el día, con una visita a la mina de piritas de Ambasaguas en La Rioja. Un paraje que sorprende por su aridez, pero que en sus entrañas esconde cristalizaciones de hierro formando estructuras muy complejas, siendo atendidos in situ por el propietario de la explotación.

Muestra del éxito de la propuesta es el tiempo escaso en que se llena el aforo de la excursión, apenas dos días. Como curiosidad podemos adelantar que este año en la excursión hay inscritas dos personas que se desplazarán desde Madrid. El día 10, viernes, a partir de las 17.00 se ha convocado un taller infantil en el que los asistentes podrán crear su propia geoda en el jardín contiguo al edificio del museo. El plazo de inscripción está abierto hasta el jueves 9 de mayo. Para los días 13, 16 y 17 de mayo se han programado visitas guiadas gratuitas para grupos, que funcionarán con cita previa. Para ampliar información y reservas el contacto es: por telefono el 943 038 088; por e mail: aizpuru. ur@urretxu.eus; y en calle Jauregi 18.

32 años de historia

El Museo de Minerales, Fósiles y Rocas abrió sus puertas un 17 de febrero de 1987, hace ya 32 años. Desde entonces ha efectuado un recorrido basado en la divulgación de las ciencias de la Tierra, en particular en el conocimiento de los minerales, los fósiles y las rocas. Paulatinamente su presencia ha ido consolidándose y haciéndole ser referencia de muchos estratos dentro del mundo de la geología, la paleontología ... Todo ello adquiriendo básicamente una vocación divulgativa con infinidad de centros escolares que lo visitan. Aunque también cuenta con la atención de grupos que practican el geoturismo, grupos de población que acuden a las excursiones que se proponen cada seis meses para dar a conocer el patrimonio territorial y geológico que tenemos.

Recientemente, a propósito del impulso que está recibiendo el turismo de interior en nuestra provincia, Urrelur Museoa ha obtenido la certificación de calidad turística y cada vez son más las personas aficionadas a la mineralogía y la paleontología, que en sus viajes se acercan para conocer los ejemplares ubicados en sus vitrinas, que ya superan los 2300. El último grupo fue un matrimonio procedente de Ginebra, Suiza, con sus dos hijos, uno de ellos estudiante de primero de Geología, que quedaron gratamente sorprendidos por los fondos que acogen la vitrinas.

Sumando recursos

Sería ímprobo enumerar todas y cada una de las iniciativas que Urretxu Museoa ha desarrollado hasta llegada su cuarta década de existencia. Una característica distintiva le ha llevado a ser pionero en sus propuestas con un común denominador, «contar con los recursos que están en su entorno». En esa línea, los primeros en colaborar, externos al museo, fueron los filatélicos que realizaron exposiciones temáticas de sellos y monedas, e incluso editaron matasellos conmemorativos en ocasiones sucesivas.

También lo fueron profesores y alumnos del Instituto Jose Mª Iparragirre con sus interpretaciones de mapas geológicos en el viejo Ederrena; los radio aficionados ubicaron el Museo como una localización con tarjeta incluida; el comercio de la mano de Bi-Tartean llegó a vestir sus escaparates con ejemplares creando un museo temporal a lo largo de ambos pueblos; incluso se editaron álbumes de cromos que hoy son objeto de coleccionismo; se realizaron exposiciones monográficas exclusivas gracias a la colaboración con Kutxa Espacio, Sociedad de Ciencias Aranzadi, Museo Mofulleda de Cataluña con una piedra de origen lunar; La Asociación Glacma con el erudito en hielo glaciar Adolfo Eraso; la Universidad de Valladolid con colecciones particulares de todo el estado; el Ente Vasco de Energía; se editaron trabajos como un maletín didáctico para la enseñanza; se ha colaborado con publicaciones del sector aportando imágenes...