Tercera etapa de la Quincena Musical Andante de Urretxu a Legazpi

Saldrá el sábado desde la plaza Iparragirre para llegar hasta Chillida Lantokia

FCO. JAVIER AGUADO GOÑIURRETXU.

Este sábado Urretxu será escenario de una nueva etapa protagonizada por la Quincena Musical Andante. Ésta viene realizando tramos del Camino Ignaciano y el año pasado llegó frente a la estatua de Iparragirre en Urretxu completando su segunda etapa cubriendo a pie la distancia que separa Aizpurutxo de Urretxu.

Tres autobuses dejaron en el inicio a 150 participantes que llegaban desde Donostia. Agasajados y acompañados por los sones de Txistulari taldea de Azkoitia enfilaron el bidegorri que aprovecha el cajón del desaparecido Ferrocarril del Urola, hoy día un espacio de ocio de naturaleza singular y muy popular tanto para viandantes como para cicloturistas.

La trikitixa formada por Joxe Agustin Elorza e Iñaki Larrañaga tomó el relevo en el barrio de Etxe Berri y tras reagrupar a los expedicionarios enfilaron hasta la plaza Areizaga Kalebarren donde les esperaban los dulzaineros Iratzarri y el gigante Iparragirre.

Al pie de la estatua del bardo, los componentes de la Coral Goiargi ofrecieron a los presentes cinco interpretaciones bajo la dirección de Mikel Lizarralde: 'Agur Euskal Herriari', 'Nere amak baleki', 'Glu glu glu' y 'Nere etorrera', finalizando en simbiosis con el público en la entonación del 'Gernikako Arbola'.

Andoni Alonso, director de gestión de la Quincena Musical declaraba tras el acto que «quiero agradecer, en nombre de la Quincena, sobre todo al Ayuntamiento de Urretxu, el despliegue que realizado y las facilidades que nos ha dado... al final la figura de Iparragirre ha servido para que todos nos unamos y resaltemos una figura que forma parte del patrimonio cultural».

Tras el acto musical en la plaza, el público tuvo la oportunidad de visitar el templo de San Martín de Tours, una joya arquitectónica singular que funde con acierto la piedra y la madera.

La tercera etapa

La Quincena Musical Andante retomará el sendero ignaciano desde la plaza Iparragirre, donde finalizó el año pasado. Será a partir de las diez de la mañana, después de que los autobuses venidos de la capital guipuzcoana, desembarquen a los expedicionarios. De nuevo, el gigante de Iparragirre y una buena representación local de músicos y cantantes, les invitarán a disfrutar de unos minutos entrañables ante la estatua del bardo, de cuyo nacimiento se cumplirán el doce de agosto del año que viene 200 años.

Tras la recepción y los minutos musicales, los componentes de esta edición iniciarán el camino en dirección a Legazpi, a lo largo del bidegorri.

A la llegada a Legazpi visitarán igualmente el Chillida lantokia, cerrando así la etapa.