Bi Tartean denuncia la oleada de robos

Comparecencia de algunos establecimientos afectados.
/AGUADO
Comparecencia de algunos establecimientos afectados. / AGUADO

FCO. J. AGUADO GOÑI URRETXU.

En los días previos al uno de mayo y siguientes, en Urretxu y Zumarraga se registró una oleada de robos en comercios, bares y locales que ha venido a sembrar la indignación en el sector comercial que, además de afrontar una difícil situación, se ve atacado impunemente por delincuentes durante la noche.

Esto ha motivado una amarga llamada de atención de los afectados que se encuentran asociados a Bi Tartean y, en una apresurada rueda de prensa, se trasladó a los medios de comunicación su preocupación por el estado de las cosas por lo que a seguridad de los comerciantes se refiere ya que éstos se ven atacados y se sienten indefensos en lo que calificaron de «escalada de robos» en Urretxu, Zumarraga y la comarca.

Esta vez se trata de robos con nocturnidad y al menos cuatro personas, al parecer dos hombres y dos mujeres, sin que se haya podido precisar más. Que sepamos, no se han producido robos con los comerciantes dentro del establecimiento con arma en mano, aunque en meses pasados sí que esto se ha dado y en pleno horario comercial.

Denuncia ante la ertzaintza

Desde Bi Tartean, asociación de comerciantes de Urretxu y Zumarraga, se consiguió el viernes reunir algunas personas afectadas en esta oleada para poner cara a la indignación que sienten y ante la que, pese a la correspondiente denuncia de los sucesos ante la ertzaintza, manifiestan estar más que preocupados, «pues ahora son roturas de bombines y/o cristales y sustracción básicamente de dinero de la caja, pero un día va a ir a mayores y nadie parece que vaya a evitarlo. Alguien debería tomar medidas».

Desde la alcaldía, Jon Luqui, preguntado al respecto, manifestó que desde el minuto uno de la legislatura, ha sido una reclamación ante las fuerzas de seguridad para que haya mayor cobertura de vigilancia en la calle.

El temor en la población va en aumento al considerar que el campo está abonado para delinquir no solo en establecimientos, también en domicilios, garajes , empresas...