A propósito de la Quincena Musical de hoy

FCO. JAVIER AGUADO GOÑIURRETXU.

Hoy llega a Urretxu la Semana Musical Andante en su periplo guipuzcoano recorriendo el camino Ignaciano. El tramo de esta edición comienza en Urretxu, a las 10.00 de la mañana y finaliza en Legazpi, donde visitarán Chillida Lantokia. El año pasado Urretxu recibió esta iniciativa y este año lo vuelve a hacer para dar la salida con un sencillo pero importante saludo de bienvenida. Ya hemos comentado que lo hará como mejor sabía expresarse Iparragirre y como mejor nos sale del corazón a los urretxuarras, con la música.

Pero aprovechando la efemérides, estando ante el Iparragirre 2020 que conmemorará el bicentenario de su nacimiento, no solo Urretxu abrirá su corazón musical, tambien el patrimonial.

En el enclave en el que tendrá lugar hoy el acontecimiento citado, el visitante puede encontrar más de un motivo para prolongar su estancia y conocer de cerca el casco histórico que aún guarda señales de su majestuosos pasado, con fachadas del sigño XVI debidamente documentadas en sus paredes, Aizpuru enea con el museo Urrelur de minerales y fósiles y la casa natal del bardo Iparragirre.

El año pasado los expedicionarios quedaron gratamente sorpendidos al contemplar el interior del templo parroquial de San Martín de Tours, una joya arquitectónica, la más representativa dentro de las iglesias vascas de madera de los siglos XVI y XVII. Es cuando el viejo arte europeo de construir edificios de madera alcanzó singular calidad.

Gótico y renacentista

Las estructuras son de madera de roble de estilo gótico y renacentista, e imitan modelos de los grandes templos castellanos de piedra y de los Países Bajos. Se podrá mostrar con toda su elegancia este templo de origen medieval, que adquiere su peculiar fisonomía en el siglo XVI. La construcción de la actual torre tiene lugar en el siglo XVIII, entre 1720 y 1726 por Lázaro de Lenizera; el derribo del ábside en el lado de la actual calle Iparragirre se derriba en l861, para dejar paso a la carretera que venía de Azkoitia.

Destacan su bóvedas que fueron realizadas por Juan de Veisagasti en el año de 1570, según trazas del escultor urretxuarra Juan de Lizarazu. El retablo central contiene la imagen de Cristo Crucificado del s.XVI, San Juan y la Virgen realizadas en el año 1600 por el escultor urretxuara Domingo de Mendiaraz; Imagen de San Martín de Tours del siglo XVI e imagen de Santa Anastasia realizada en la actualidad por el escultor burgalés Florentino Lomillo; resto de imágenes de santos de comienzos del s. XVI. El retablo de Santa Catalina fue realizado por Juan de Araoz en 1.574.La imagen central es obra del escultor urretxuarra Juan de Lizarazu.

El retablo de Nuestra Señora fue realizado en 1582, por Domingo de Mendiaraz. El grupo de La Piedad es una obra de comienzos del XVI bellamente estofada. Las imágenes de Santa Lucía y Santa Agueda fueron realizadas por Domingo de Mendiaraz en 1580 y Santiago y San Bartolomé, a comienzos del XVI. El arco de entrada a la antigua capilla de las ánimas es del año 1669.En este arco se ubican las imágenes de san Antonio, san Ignacio de Loyola y san Francisco de Asís; así como cuatro bustos relicarios realizados por Domingo de Mendiaraz en 1611.

El altar de madera alberga en su interior la urna de metal blanco, con las reliquias de Santa Anastasia, en la parroquia desde 1674. Las reliquias de esta joven mártir de Játiva feuron tomando mayor devoción que l santo titular hasta entonces (San Martín de Tours) acabando por eclipsar lo y pasando a sustituirlo en el mes de septiembre. Como testigo de la historia de la Guerra de la Indepencia, el mausoleo de Gaspar de Jauregi (Artzaia,) fue erigido en su interior, sufragado por las Juntas.