Paseando en verano por las faldas del Irimo

Cinco rutas se proponen para conocer senderos y riqueza natural y patrimonial en Urretxu

FCO. JAVIER AGUADO GOÑIURRETXU.

Pasear por las laderas de Irimo e incluso aventurarse desde Meaka hasta Gorla, da para una jornada montañera en la que disfrutar de bellos paisajes y un medio natural bastante bien conservado.

Los vecinos del valle siempre han sido aficionados a «dar una vuelta a pie», es decir, a subir a las campas de la ermita de Santa Bárbara para descender de nuevo al casco urbano. A media ladera se encuentra la campa de la ermita de Santa Bárbara y junto a ella, el aterpe del mismo nombre, que ofrece, además de buena comida a precio muy asequible, la oportunidad de pernoctar haciendo uso del servicio de albergue.

Tal vez para los usuarios habituales no digamos nada que no sepan, pero en estos días, nos visitan muchas personas que pueden aprovechar la información que hoy damos. Así, les proponemos un día de monte, o quizás alguno más, y para ello nos referiremos al folleto 'Recorridos por las laderas de Irimo', editado hace unos años por el ayuntamiento y Lekaio Kultur Elkartea. En el mismo aparecen definidos cinco recorridos que se pueden hacer por las laderas del monte Irimo. Hay ejemplares disponibles para todo el que lo desee en estos lugares: casa de cultura Aizpuru-enea, Ayuntamiento, taberna-albergue de Santa Bárbara y oficinas de turismo de la comarca. Incluso se pueden obtener vía internet: www.urretxu.eus.

Cinco son los paseos propuestos con diferentes características, eso sí, todos ellos con inicio y final en la ermita de Santa Bárbara.

El primero propone ir hasta Trekutz-Kateaga- Itaurraundi con un recorrido de 6,4 km y un desnivel de 220 m. Aquí destaca el manantial de Itaurraundi. En 1897, el Gobierno Civil de Gipuzkoa autoriza al Ayuntamiento de Urretxu la conducción del agua del manantial, para el suministro de los servicios municipales. A tal fin se construyó en el propio nacedero, una curiosa arqueta para reconducir el agua al depósito de Irigón.

El segundo consta de 7,19 km. Con desnivel de 170 m. ,discurre entre Trekutz- Nebera y Santa Bárbara. Destaca la extensa zona denominada Laaregi, rica en bosques y pastos para el ganado, existiendo además de un gran filón de ofita, dos neveros donde se acumulaba nieve en invierno, para utilizarla durante el año con fines terapeúticos y culinarios.

El tercero tiene un recorrido de 6,96 km y un desnivel de 360 m. ñlevándonos por Lizarriturri, Kurutzea, y Trekutz. La juventud de los años 30, asidua visitante de Irimo, logró constituirse como asociación montañera con el nombre de Grupo Alpino Txindoki (1935). Ellos, con la ayuda de F.V.A. y la colaboración de algunos baserritarras, condujeron el agua que entre fresnos manaba en Lizarriturri y construyeron la fuente que se inauguró el 28 de junio de 1936.

El cuatro recorrido tiene 6,82 km. y un desnivel de 395 m. y nos llevará a Iturraundi, Arbeleta y Nebera. Aquí se puede contemplar el refugio de la Cruz inaugurado en 1955 tras un trabajo en auzolan de kaletarras y baserritarras. Labor que ascendió a un coste de 67.000 pesetas y que concluyó en tiempo récord pues se inició un mes antes.

El quinto recorrido tiene 5,76 km y tiene un desnivel de 225 m. Llega a Beain, pasa por Lizarriturri y finaliza en las campas de la ermita.