Geltokiko jaiak no defraudan nunca

A la rica paella, que estuvieron pacientemente condimentando para todos. /  FOTOS AGUADO
A la rica paella, que estuvieron pacientemente condimentando para todos. / FOTOS AGUADO

Tras el arranque festivo del viernes, la jornada del sábado siguió en plena calle con gran ambiente y para hoy se plantea una carrera benéfica |

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI URRETXU.

La mañana de ayer en el barrio de la estación, trajo la celebración del torneo de toka, todo un clásico. Este año estuvo más abierto que nunca, debido a que algunas de las figuras del panorama autonómico han dejado de competir. El torneo fue para el urretxuarra Jose Antonio Calvo, quien se mostró regular y acertado. Fueron 35 las personas que decidieron tomar parte en esta edición. Iñurrategi, de Legazpi, fue el segundo, seguido, en tercer lugar, del urretxuarra Ino Ugarteburu. Las plazas cuarta y quinta fueron para Carlos Irastorza, de Irun, y Antonio Amondarain, de Ibarra. En esta edición, también se sortearon obsequios entre los concursantes, gracias a la colaboración del comercio local: Salegi Harategia, Arnabel, Lady Scissors, Goilore, Ogiberri, Keros, Apalategi y Algar.

Para la comida, un equipo estuvo mimando el fuego y preparando la paella, que estuvo en su punto sobre las dos y media de la tarde. Justo en ese momento, el público asistente de un lado y las cuadrillas del otro, se dieron cita en la plaza Domingo Mendiaraz para probarla.

La Banda de Música de Zumarraga alegró las calles, en las que se concentraron las cuadrillas y vecinos en un poteo con juegos sorpresa.

El momento de estas fiestas llegó de la mano del componente de la banda de Zumarraga Teodoro Ruiz Iriarte, también conocido como 'Naparra'. Tras haber tomado parte en el pasacalles, se encontraba esperando el autobús en la plaza del Txindoki. Contagiado por el ambiente festivo, y en honor a su tierra de nacimiento, Caseda (Navarra), obsequió a cuantos estaban en la terraza con una selección musical en solitario con su 'requinto', un clarinete en sí bemol. Teodoro lleva 70 años tocando el requinto, y ayer se pudo dar el gusto, a la sombra de San Fermín, de mostrar sus dotes, que fueron reconocidas con aplausos.

Tras la comida, las cuadrillas participaron en un bingo amenizado por la trikitrixa. Estiraron la tarde hasta la hora de los conciertos, que tuvieron dos fases: la primera, al atardecer, con Chris Ruest Blues and Rock & Roll tour, y la segunda, en cambio, con Fits, Makulu Ken y Laket hasta altas horas de la madrugada. El mus reunió de nuevo a cincuenta parejas, que disputaron el torneo con muchas ganas.

Por la tarde hubo también espacio para la protesta y la reivindicación. Se llevó a cabo una concentración en contra de una agresión machista ocurrida el viernes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos