«Despertó mi alma dormida»

La autora, con su libro/
La autora, con su libro

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI URRETXU.

Es un libro de poemas con el objetivo de transmitir ánimo a la mujer victima de la violencia. Marian Benito Orodea, vecina de Urretxu se animó a los 50 años a transmitir a sus seres cercanos sus sentimientos hacia ellos escribiéndoles poesías. Así se adentró en una afición que posteriormente derivó en algunos escritos de poemas pensados para dedicatorias exclusivas de encargos que le llegaban para algunas bodas, bautizos o compromisos de índole diverso, siempre fuera de Euskadi.

Su afición a la poesía es conocida por parte de sus allegados y de muchos seguidores que siguen su producción a través del facebook y en ese devenir una amiga le animó a que escribiera un libro. El reto comenzó hace un par de años y ahora se ha visto hecho realidad con este trabajo 'Despertó mi alma dormida'.

Un objetivo solidario

Probablemente sea la poesía el género que más hábilmente acerque la pluma al sentimiento, y es precisamente a partir de ahí de donde parte este libro que tiene además un afán solidario con aquellas mujeres que padecen violencia. Según explica la propia Marian «durante mi matrimonio viví ciertas experiencias desagradables. Con esas vivencias y otros testimonios de algunas de estas mujeres, he plasmado en forma de poesía, sentimientos míos y otros que ellas me han transmitido». Este libro está dedicado pues a todas las mujeres que han sufrido, las que sufren y las que sufrirán maltrato,y quiere ser también una ayuda a todas ellas, porque casi todos los poemas concluyen con un mensaje o un sentimiento positivo.

La autora también dice que «existen hombres buenos» y otros hombres que son víctimas de violencia, y también para ellos, para pedirles perdón de alguna manera ,ha escrito una poesía en el libro.

La primera parte de 'Despertó mi alma dormida' recoge poemas dedicados a sus propios hijos y también a su madre. Posteriormente, «a ellas», todo un ramillete de poesías dedicadas a todas esas mujeres a las que hacíamos alusión; y finalmente y también ha guardado un espacio dedicado a su propio pueblo, a Urretxu, y también a Donosti. Algunas ilustraciones acompañan al texto, y aunque desde el rubor, Marian nos confiesa que también son «dibujos de creación propia».

Poetisa autodidacta

Esta poetisa totalmente autodidacta sólo tiene palabras de agradecimiento para aquellos que le han acompañado en la aventura para la publicación de este libro. Especialmente para Teresa y Carlos, de Roayer Imprimategia de Zumárraga, quienes se han encargado de los trabajos formales y de enmaquetación. La autora se encarga de las labores de distribución de su trabajo, ya lo ha presentado en algunas librerías de Donosti, en Beasain, y ahora tiene la mirada puesta en Gasteiz. Pero su distribución empieza en casa, y desde hace unos meses las librerías locales Aresti, Graficas Legazpi y Urki Liburudenda tienen su libro a la venta, al alcance de todos aquellos que quieran conocer el trabajo de esta mujer que expresa sentimiento en forma de poesía.