El deporte, entre el reto y el espectáculo festivo en romería

Reto del desempacado de hierba. / F.J.A
Reto del desempacado de hierba. / F.J.A

La tradicional carrera de Irimo y la pugna en el deporte rural no faltarán en la cita del domingo en Santa Bárbara

F.J.A URRETXU.

Son dos clásicos en el programa de la romería de San Juan, que el público entiende como parte del espectáculo habitual en el festival junto al aterpe cada año.

La carrera de subida a Irimo se mide en el tiempo con la friolera de XXXVIII años que cumplirá en esta edición. El reto de subir hasta la cruz de Irimo y de bajar en el menor tiempo posible, cuenta, habitualmente, con corredores veteranos que han ido subiendo de categoría con el tiempo. A ellos se suman los más jóvenes del ámbito local y de poblaciones cercanas, pero también corredores que acuden de otros puntos de Euskadi atraídos por la cita deportiva. Lo cierto es que la concurrencia participativa en la salida es una incógnita hasta el momento del cierre de inscripciones, en los minutos previos a la prueba.

Las directrices normativas de la organización se constriñen en medir los tiempos de salida y llegada en meta y al paso en el alto junto a la cruz. Las condiciones del suelo por la climatología en los días anteriores, en la mayoría de los casos aporta peligrosidad a la prueba, con caías en un suelo embarrado y resbaladizo.

En la estrategia para la carrera cada participante opta por el camino que considera oportuno. En muchas ocasiones, la opción por un atajo en el tramo final supone tomar la delantera a aquel que se ha mantenido en el primer puesto en todo el recorrido.

Los tiempos

Todo esto influye en el tiempo final realizado. por los corredores. Las últimas dos ediciones se llevaron el gato al agua el marroquí vecino de Santurtzi, Ismael Razga, con un tiempo de 15.22 en 2016; y el año pasado el corredor de Ordizia, Mikel Zabalegi, con 15.24. Aunque desconocemos el récord histórico, nos consta el dato de un corredor rumano, Jonut Zinga, que en el año 2007 hizo un tiempo de 14.30. La anécdota de aquella edición fue que, minutos antes de la subida, Zinga hizo el recorrido grabándolo con una cámara para estudiar su estrategia durante la prueba.

Este año la hora de salida está fijada a las 12.30 del mediodía para la carrera en la que han dispuesto las categorías masculina y femeninas de senior, y de veteranos (para mayores de 40 años). Los interesados en tomar parte en ella, pueden inscribirse el mismo domingo ó también de manera anticipada a través de la direccion www.herrikrosa.com.

Es una carrera de carácter popular, por lo que admite tanto participantes federados como sin federar.

También este año se disputará el Kros Txikia como alternativa para los menores de 16 años.

El premio para los más rápidos en el kros se hará en forma de material deportivo. Para los del recorrido tradicional, en cambio, serán lotes de productos del país, más la cuantía de 120 euros; 80 euros y 50 euros para los tres primeros puestos en la carrera respectivamente.

Deporte rural

El deporte rural es otro de los clásicos en el festival, capaz de atraer la atención de todos cuantos se animan a acudir a la romería. Más aún si cabe, desde que el coletivo de baserritarras veteranos de la zona de Santa Bárbara tomó la iniciativa de plantear liza a los componentes del grupo de la giza proba.

Cada año sorprenden a la concurrencia con una propuesta diferente y cada vez más espectacular. El pasado año no dudaron en llevar desdel el gimnasio la máquina de remo para la exhibición y, como plato fuerte, establecieron el reto entre los dos equipos para desempacar dos balas de hierba enormes en el menor tiempo posible. También en los últimos años han medido la habilidad en el lanzamiento en altura del empacado... Junto a esas pruebas intercalan otras más clásicas, como el alzamiento de piedra o el trabajo con la aizkora o con la tronza.

En las pruebas intervienen tanto hombres como mujeres y también tienen hueco en la exhibición los más pequeños que ya estén adentrándose en las habilidades propias del trabajo en el caserío.

Este año la sorpresa se mantiene en secreto pero si continúan en la misma dinámica que en las ediciones anteriores, el espectáculo estrá asegurado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos