Dena prest, badator Euskaraldia

Participantes. Participantes en la primera reunión, celebrada en la plaza Gernikako Arbola. /  AGUADO
Participantes. Participantes en la primera reunión, celebrada en la plaza Gernikako Arbola. / AGUADO

Desde mañana y hasta el 3 de diciembre se invita a usar el euskera en el día a día |

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI URRETXU.

Desde que el pasado 13 de junio se presentara ante el público en plaza Gernikako Arbola, se han ido sucediendo las reuniones para que el invitación a vivir el día a día en euskera sea todo un éxito. Euskaraldia propone vivir 11 días en euskera, desde mañana 23 de noviembre hasta el 3 de diciembre.

Los sondeos dicen que en Urretxu y Zumarraga se escucha más euskera que hace 17 años. En 2001, el uso del euskera alcanzaba a un 22,7% de la población, dato que se mantuvo estable hasta 2005, bajando al 18,90% en 2009 y repuntando al 23,45% en 2013, para bajar al 22,3% en 2017. El conocimiento del euskera en ambos pueblos se estima en el 63%.

Euskaraldia propone que las personas que saben euskera pueden contribuir a que aumente su uso. «Durante 11 días, quienes sepan euskera se relacionarán en euskera con aquellas personas que lo entiendan, y cuando se dirijan a personas que no conocen, su primera palabra también será en euskera. En el caso de aquellas personas que lo entienden, pedirán a las y los vascoparlantes que les hablen en euskera».

El objetivo consiste en transformar las inercias lingüísticas en las que caemos en nuestro día a día y probar que es posible comunicarnos en euskera en más situaciones de las que imaginamos. Se propone demostrar que en Euskal Herria más gente de la que parece entiende euskera, haciendo ver que podemos utilizar más el euskera. Se pretende generar un entorno cómodo donde poder realizar el cambio de una manera colectiva, apoyándonos mutuamente. Hay que ponerlo en práctica en práctica en sus relaciones habituales: con la familia y amigos, en el trabajo, en la escuela, en los comercios...

Para participar en Euskaraldia hay que inscribirse, para lo que es preciso ser mayor de 16 años y capaz de hablar o entender euskera. Los participantes han optado entre dos roles: Ahobizi o Belarriprest:

El o la Ahobizi hablará en euskera con las personas que lo entienden, aunque ellas le contesten en castellano. Y al dirigirse a personas que no conoce, al menos su primera palabra será siempre en euskera.

El o la Belarriprest pide que le hablen en euskera, que yo te entiendo. Independientemente de que te conteste en euskera o en castellano, quiero que me hables en euskera.

Durante los 11 días de la campaña llevarán una chapa que les identificará como Ahobizi o Belarriprest. Nunca es tarde , aun puede solicitarlo en las casas de cultura e informarse a través de la página www.euskaraldia.eus

 

Fotos

Vídeos