El colectivo de pensionistas continúa con sus reivindicaciones

Bajo la lluvia. Los pensionistas en una de sus manifestaciones. / F.J.A.
Bajo la lluvia. Los pensionistas en una de sus manifestaciones. / F.J.A.

Vuelve a convocar una concentración para mañana a las 11.30 en la plaza Areizaga-Kalebarren

F.J.A. URRETXU.

El malestar del colectivo de jubilados y pensionistas se está dejando notar en todos los municipios de Euskadi. Entre nosotros, la plaza Areizaga-Kalebarren está siendo punto de encuentro y manifestación pública de ese malestar todos los lunes, y para mañana también, el colectivo local, cursa convocatoria de encuentro a partir de las 11.30 de la mañana.

La razón de la movilización vuelve a ser la misma que en las ocasiones precedentes «protestar y romper el tope del 0,25 de subida en las pensiones y recuperar el poder adquisitivo perdido». En el documento explicativo de su situación denuncian en primera persona que «las personas pensionistas llevamos seis años perdiendo poder adquisitivo de nuestras pensiones, en este tiempo hemos perdido un 6,5 % de media, y la previsión del gobierno de Rajoy es que hasta 2022, como mínimo, estemos con un crecimiento del 0,25 % anual, independientemente de cuál sea el IPC».

Argumentan además que «si realmente la recuperación económica no es ciencia ficción, es de justicia iniciar la recuperación del poder adquisitivo de las pensiones, hay que descongelarlas para que la gente pueda comer, vestir, vivir en una casa decente, pues esta situación se está haciendo insostenible para miles de pensionistas que están siendo empujados a la pobreza y la marginación. Las tarifas energéticas no dejan de crecer y las coberturas sociales merman».

Tienen razones de peso pues, que les empuja a no cesar en demostrar su descontento y en la misma actitud se mantendrán firmes, declaran, «hasta que nos hagan caso».

Duintasuna

Por otra parte, pero también desde las jubiladas y pensionistas de Urretxu y Zumarraga que conforman la plataforma Duintasuna, llega el comunicado que anuncia su adhesión a la convocatoria de Emakumeak Planto para este jueves 8 de marzo.

Según el colectivo «está claro que el sistema actual no puede funcionar sin las aportaciones de las mujeres y dadas las condiciones de vida que el sistema nos ha impuesto, las mujeres mayores también tenemos mucho que decir al respecto».

Desde Duintasuna denuncian que «las mujeres jubiladas han trabajado toda la vida cuidando a su familia, y hoy en día muchas no tienen derecho a pensión. Otras muchas mujeres jubiladas han tenido empleo y hoy cobran pensiones de miseria de menos de 600 euros. Por otra parte, las mujeres jubiladas no se jubilan hasta los 85 años cuando dejan de reunir los 'requisitos' de cuidadora (según del decreto Foral 24/2017 de 12 de diciembre, art. 10.2 de la Diputación de Gipuzkoa)».

Ellas también declaran que, «cansadas de trabajar, el 8 de marzo nos plantamos», y avisan que, en señal de denuncia, ese día «no compraremos. No cocinaremos. No cuidaremos», sumándose al llamamiento e invitando a participar en la huelga feminista y en las manifestaciones previstas para ese día.

 

Fotos

Vídeos