EH Bildu presentó ayer a Iñaki Etxaniz como aspirante a la alcaldía

EH Bildu. Los dos cabeceros a la alcaldía de Urretxu. /  AGUADO
EH Bildu. Los dos cabeceros a la alcaldía de Urretxu. / AGUADO

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI URRETXU.

Concluido el proceso de participación para cabeza de lista de cara a las elecciones municipales, queda proclamado como candidato de EH Bildu a la alcaldía de Urretxu Iñaki Etxaniz, urretxuarra de 41 años. Es profesor en Gainzuri y miembro del Consejo de Educación Nacional de EH Bildu. Además, es concejal de EH Bildu en Urretxu.

Sobre las razones que le habían impulsado a aceptar, Etxaniz comentó que «se pueden resumir en una frase: dar continuidad al trabajo realizado en la legislatura del 2011-15, impulsando nuevamente una política que haga de Urretxu un pueblo vivo». «Vengo del mundo de la educación y he aprendido mucho en el día a día de los alumnos, familias y compañeras de trabajo. He conocido también desde dentro la gestión de la escuela en los años que he estado como director. También nos solemos juntar cuando voy corriendo por el bidegorri y los últimos cuatro años he estado como concejal con un grupo formidable. El Ayuntamiento es la institución más cercana que tenemos los ciudadanos, pero muchas veces estar cerca no supone que la ciudadanía sienta esa cercanía. Para nosotros ese será uno de los mayores retos que tendremos, acercarnos a los ciudadanos y ejecutar entre todos proyectos estratégicos para que Urretxu sea un pueblo más vivo donde podamos vivir y trabajar», aseguró Etxaniz.

Y explicó que lo que entiende como pueblo vivo, «para nosotros es un pueblo cultural y socioeconómicamente cohesionado, estructurado, crítico y activo, que convierte la diversidad en riqueza, creativo, que da pasos firmes en el camino de la paridad, que transmite alegría de vivir. En este sentido, valoró que Urretxu es un pueblo «rico y generoso». «Son multitud los ciudadanos que, organizados en diferentes grupos y colectivos, hacen pueblo. Nuestro deseo es fomentar la cooperación y sincronizar el trabajo de todas ellas con el trabajo municipal», aclaró el candidato.

Para alcanzar estos objetivos fundamentales, Etxaniz apuntó que la gestión municipal «ha de ser necesariamente buena, honrada, trasparente y rigurosa. Resultando imprescindible, en esa gestión, un modelo que empodere a la ciudadanía y asegure la auténtica participación de la misma».

Declaró que el partido está «muy ilusionado» con este proyecto, pero enfatiza en la importancia de tener «un grupo consistente» para hacerlo posible. «Como solemos decir muchas veces, dos piensan mejor que uno, y si son trece pues mucho mejor», zanjó.

«Ha sido una sorpresa»

Nekane Oruesagasti es segunda en la lista a la alcaldía. «Para mí ha sido una sorpresa que EH Bildu haya contado conmigo, pero he de agradecer el haber contado conmigo y por apreciar mi valía en este proyecto», afirmó en la presentación. Oruesagasti consideró que «puedo aportar mi granito de arena» en materias como las relaciones humanas y la vida cotidiana de los urretxuarras.

Cerró su intervención explicando que Urretxu necesita «innovar, creer en su gente, trabajar seriamente siendo partícipes cada una de las personas de cualquier ámbito y escuchando desde la cercanía a los urretxuarras».