La asociación Al-Anon invita a los vecinos a una reunión de carácter abierto al público

La asociación cuenta también con publicaciones que no se venden y que sirven de apoyo.
/J. A.
La asociación cuenta también con publicaciones que no se venden y que sirven de apoyo. / J. A.

La asociación, que también está arraigada en Urretxu-Zumarraga, cumple 55 años de presencia en Gipuzkoa Ofrecerá una charla el viernes en Zelai Arizti kultur etxea sobre el efecto del alcohol en la familia

F. J. A URRETXU.

El alcoholismo desde tiempos de Noé ha generado en la conducta de las personas trastornos de todo tipo. En la sociedad contemporánea la dependencia de un consumidor ha motivado la reacción social, y con ella han ido surgiendo grupos de autoayuda tanto para el enfermo como para la situación que se crea en el entorno.

Existe ya todo un camino hecho en el día a día que ha motivado ríos de tinta: documentales, excelentes películas como 'Días de vino y rosas' con Jack Lemmon, o 'Cuando un hombre ama a una mujer'... Estas líneas no pretenden sino aproximar al lector a uno de los colectivos nacidos del programa de alcoholismo. Una vez que tenemos a una persona enferma se produce un impacto brutal en su entorno: familia, esposa, hijos, padres, etc. Tanto a nivel físico como psicológico. Nos referimos a Alcohólicos Anónimos, organización compuesta por, en definitiva, el entorno de la persona enferma.

En nuestra cultura destaca como rol social el consumo y la ingesta de alcohol como mediador de las relaciones sociales. Es aquello que te da soporte y reconocimiento, pero también pasa a convertirse en un estigma que te aparta de la sociedad y te convierte en un apestado.

Los miembros de Al-Anon se reúnen los viernes en la casa de cultura de Urretxu La sede está en Donostia pero en el territorio existen actualmente 15 grupos

Al-Anon en Gipuzkoa tiene su sede en C/Amara 13, bajo, en Donostia. En el territorio existen actualmente 15 grupos que acuden a las reuniones. En Zumaia y Eibar son dos días a la semana. Asistir es una decisión personal, libre y voluntaria. No se pagan cuotas y no tiene connotaciones de ningún tipo, ni políticas ni religiosas. Se mantiene rigurosamente el anonimato, y el que acude a esas reuniones sabe perfectamente que lo que allí se dice tiene privacidad absoluta.

El procedimiento es sencillo. En cada reunión se prepara un tema que aborda un aspecto de la problemática. Se toma desde la literatura propia y exclusiva de Al-Anon que no se vende, y que únicameente manejan los participantes como texto de ayuda y orientación. «Si el alcohólico ha dejado de beber estupendo... Pero los familiares y amigos seguimos nuestra recuperación. Porque el problema tiene muchas vertientes». «Somos enfermos de emociones -afirman desde Al-Anon-, nos falta el respeto, nos falta el orgullo, tenemos defectos de carácter y la convivencia con el alcohólico es muy difícil». «Por eso es que vamos a esas reuniones donde tratamos de recuperarnos de esas emociones».

Estas son algunas de las impresiones de los componentes de Al- Anon después de asistir a una de las sesiones: «Te ves obligado a renunciar a tener una vida normal. Con cosas que parecen minucias pero que te trastocan la vida en el día a día». Otro de los miembros apuntaba que «aceptar las situaciones es el primer paso. Tenemos que aceptarnos como somos en realidad y ser conscientes de en qué manera afecta el alcohol en nuestras vidas». «Dejar de beber para una persona que tiene alcoholismo es una decisión vital que supone un esfuerzo titánico que necesita de un entorno no hostil. Por eso, amigos y familiares que padecen la situación se ven arrastrados igualmente a una prueba de vida que requiere de un esfuerzo enorme, donde será primordial el apoyo de unos y otros», admitía uno de ellos.

Implicación

Según los miembros de Al-Anon, en la rehabilitación del enfermo «es importante y decisiva la implicación de los familiares y amigos. Las reuniones ayudan a conocer otros casos o a personas con el mismo problema».

Hoy en día la metodología empleada por Al- Anon está siendo aplicada con éxito para otras patologías. Sobre todo en ludopatías, comedores impulsivos o desórdenes de conducta que afectan a la convivencia.

De este modo, la asociación celebra su 55 cumpleaños de existencia en Gipuzkoa. A nivel estatal comenzó a rodar en 1989. Durante este tiempo la sociedad de la información ha evolucionado. Hoy el ciudadano cuenta con más información y más medios, pero el sistema de reunión en grupos, presencial, es muy importante. «La gente al llegar busca comprensión, y lo que encuentra además es compromiso, y éste te lleva además a la responsabilidad de tus actos. A veces es lo más difícil de aceptar», explican desde la asociación.

En el Estado Al- Anon cuenta con casi 200 grupos están registrados en todos los niveles, y no obstante, a penas parece contar para ciertos organismos públicos a la hora de desarrollar leyes como la de las adicciones o para la formación de la 'Mesa anti alcohol' recientemente formada en Donostia.

«La gente piensa que nos reunimos para hablar de los alcohólicos, y no es así. Hablamos de nuestra propia recuperación como familiares, amigos de una persona enferma por el alcohol. Tenemos problemas propios, son los que centran la atención en nuestras reuniones».

La dinámica real en la sociedad actual da por sentado que beber es bueno, cuando en realidad es que resulta una práctica de riesgo para las personas que les puede marcar para siempre. «De la enfermedad y de la recuperación es responsable único cada uno. Los familiares lo somos de nosotros mismos y no debemos sentirnos culpables de la enfermedad de nuestro familiar. En las reuniones no hay adoctrimnamiento, cada cual cuenta su experiencia entre los presentes. Cada quien es libre de entrar o salir, y decir lo que siente, sin cuotas, sin obligaciones».

Reuniones los viernes

Los miembros de Al- Anon se reúnen todos los viernes de seis y media a ocho y media de la tarde en la casa de cultura de Urretxu, pero este viernes, día 19 de octubre, a partir de las 18.30 horas, Al- Anon Urretxu - Zumarraga va a ofrecer en Zelai Arizti kultur etxea una conferencia abierta al público con el título 'El efecto del alcohol en la familia'. En ella tomarán parte un medico especialista, un miembro de la asociación a nivel provincial y un miembro a nivel comarcal. La invitación a la población es desde la convicción de que «desde la serenidad de la aceptación se puede avanzar en lo parece parece antes que resulte imposible».

Una invitación para apoyar los 55 años de labor en silencio de los familiares y amigos de alcohólicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos