Un total de 284 niños participan en el curso de verano del Ayuntamiento

La plaza. Punto de encuentro de 135 niños y niñas de Educación Primaria cada mañana. /
La plaza. Punto de encuentro de 135 niños y niñas de Educación Primaria cada mañana.

Este año hay novedades, como su ampliación hasta los 10 años y el traslado de las aulas a las calles de los más mayores

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

Esta semana ha arrancado el curso de verano, donde se podrá conocer nuevos amigos, jugar, realizar salidas y disfrutar del tiempo libre en euskera de la mano del departamento de Euskera del Ayuntamiento. Un total de 284 niños y niñas de entre 2 y 10 años comparten desde el lunes actividades por las mañanas, divididos en 22 grupos y conducidos por 25 monitores y un coordinador. Este año, además, hay varias novedades. Por un lado, respondiendo a la petición realizada por familias legazpiarras el verano pasado, se ha ampliado la edad de los participantes en el curso hasta los diez años, permitiendo la inscripción en el mismo a escolares de cuarto de Educación Primaria, mientras que, antes, el límite estaba en tercero de Educación Primaria. Por otra parte, los más mayores, un total de 135 niños y niñas de Educación Primaria, han cambiado las aulas por la calle, es decir, que su punto de encuentro y actividad diaria es la azoka. Desde el departamento de Euskera explican que se trata de una práctica que también se realiza en otras localidades y es acogida con entusiasmo por los niños, haciendo de las calles un espacio más dinámico y novedoso para ellos después de todo un año de clase dentro de las aulas. El resto, 149 niños y niñas de Educación Infantil, se reparten entre las escuelas de Arantzazu (segundo de Educación Infantil) y Haztegi Ikastola (tercero, cuarto y quinto de Educación Infantil).

Las actividades que realizan son diversas, adaptadas a cada edad y a las posibilidades que ofrece el entorno. Así, a los juegos y manualidades se suman las salidas a la piscina, al picadero de caballos Ormazarreta, a Mirandaola...

Mañana celebrarán su particular encierro de San Fermín, a las 10.30 horas, desde la plaza hasta el patio de Haztegi. Este año, y por primera vez, habrá dos chupinazos y carreras, en primer lugar, para los más pequeños y, en segundo, para los mayores, a fin de que cada cual pueda realizar el recorrido a su ritmo.

El cursillo finalizará el 25 de julio, con una fiesta especial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos