El PNV realiza un satisfactorio balance de legislatura

Un momento de la rueda de prensa en el batzoki./ LIMIA
Un momento de la rueda de prensa en el batzoki. / LIMIA

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO LEGAZPI.

El PNV realizó ayer su balance de la legislatura que está a punto de finalizar y en la que ha gobernado con Koldobike Olabide en la Alcaldía y Javier Iraeta, Eric Gálvez, Ane Urkiola e Iñigo Imaz en el equipo de gobierno. Los cinco dieron una rueda de prensa en el ba-tzoki, donde se mostraron «contentos con el trabajo realizado y con haber cumplido la palabra dada», expresaron. «Han sido cuatro años que han pasado volando, iniciamos esta legislatura con muchísima ilusión por cambiar el modo de gestionar Legazpi y puedo asegurar que seguimos manteniendo la misma ilusión o incluso más por continuar gobernando para lograr una Legazpi mejor», señaló Koldobike Olabide. «Además, nos ha correspondido liderar la Mancomunidad de Urola Garaia. Los inicios fueron duros, ya que en 2016 se materializó el cierre de Arcelor y en Legazpi conocemos bien lo que eso supone, porque sufrimos el cierre de Sidenor. Por ello, pusimos en marcha un plan de revitalización industrial y posteriormente, la Estrategia de Competitividad de Urola Garaia. Como resultado, el paro se ha reducido en todos los municipios de la comarca», destacó entre otros muchos aspectos mancomunados como la celebración de la primera feria de industria, la mesa socioeconómica comarcal, la materialización de la Casa de las Mujeres o el premio Eden al destino turístico europeo de excelencia.

Volviendo al plano local, Olabide hizo un extenso repaso a los diferentes ámbitos de su gestión municipal. «Nos comprometimos a solucionar el problema de aparcamiento y lo hicimos, con un cambio de uso en el bidegorri de Juanastegi ampliamos 70 plazas de aparcamiento, hemos construido un parking con 35 nuevas plazas de aparcamiento en Laubide y hemos creado 100 plazas de aparcamiento en el parking de la papelera. No obstante, desistimos de construir un parking en Lartxartegi porque aplicamos el principio de escucha activa y no damos la espalda a nuestros vecinos».

«Nos comprometimos a crear empleo duradero y de calidad en colaboración con las empresas, y la tasa de paro se ha reducido del 11% al 7%. Los 100.000 metros cuadrados sin actividad de la parcela de Sidenor volverán a tener nuevas actividades industriales en breve, está previsto que para el mes de agosto, una de las empresas de Legazpi utilice un pabellón de 9.000 metros cuadrados que ocupará a 50 personas», apuntó.

«Nos comprometimos a organizar una consulta vinculante sobre el sistema de recogida de residuos que diera la voz al pueblo, una voz negada por el anterior equipo de gobierno, y en cuanto llegamos al Ayuntamiento la hicimos. También cabe indicar que al inicio de esta legislatura las cuentas de la Mancomunidad Sasieta tenían un agujero de 1,5 millones de euros, durante esta legislatura, con la presidencia de Sasieta en manos del PNV, no solo se han saneado las cuentas, sino que se ha logrado un superávit de 800.000 euros», expuso Olabide.

Por otro lado, enumeró obras de mejora realizadas en barrios, parques e instalaciones deportivas como la reforma de la piscina exterior, la construcción del ascensor de Urtatza, el incremento del 18% en el presupuesto de servicios sociales, la compra de la antigua pensión con fines sociales, la renovación del SAC o las gestiones con Adif para la construcción de una nueva estación de tren, entre otras muchas. «Hemos gobernado en solitario y en minoría, lo que nos ha llevado a tener que negociar gran parte de los acuerdos adoptados en Pleno. El 60% de los acuerdos de Pleno han sido adoptados por unanimidad y el 70% han sido aprobados por 3 de las 4 formaciones políticas», enumeró. También dio las gracias al personal del Ayuntamiento. Sobre sus compañeros de partido señaló «contar con un gran equipo, responsable y comprometido para hacer progresar Legazpi» y destacó a dos personas, Javier Iraeta y Ane Urkiola. «Llevan muchos años como concejales y nos han aportado toda su experiencia».