PSE-EE y Berdeak críticos, Bildu «más cerca del acuerdo, que del desacuerdo»

C.L.LEGAZPI.

El PSE-EE y Legazpiko Berdeak + Independientes fueron críticos con este nuevo régimen de liberaciones, retribuciones y dietas. «PNV y EH Bildu incrementan un 55% los costes políticos del Ayuntamiento», reprobó el socialista Óscar Valbuena. «Estos gastos pasan de 155.758 a 242.522 euros anuales, se trata de una subida de casi 90.000 euros, que suponen 360.000 euros en cuatro años de legislatura, unos recursos económicos que bien podrían destinarse a mejorar los servicios públicos o a inversiones en barrios», señaló. «Defendemos que se dignifique la vida política municipal, pero creemos que estas liberaciones deberían de haberse hecho de una forma más progresiva, en cuanto a las dietas, estamos de acuerdo con la actualización de las aportaciones a grupos municipales, pero entendemos que debía de haber sido menor para portavoces y tenientes de alcalde y para el Pleno», incidió.

Desde Legazpiko Berdeak + Independientes, Alberto Bezunartea indicó que esa misma mañana habían enviado otra propuesta a todos los partidos. «Un planteamiento con el mismo coste, pero con un reparto más equitativo», expuso. «No estamos de acuerdo con el incremento de las asignaciones a los grupos políticos, consideramos que las anteriores eran suficientes, sí creemos que hacen falta liberaciones y aumentar las dietas de cara a impulsar la participación ciudadana en el Ayuntamiento, pero en el caso de la liberación planteada para la oposición, creemos que lo justo hubiera sido repartirla, siendo del 75% y asumiendo cada partido el 25%, en función del trabajo a realizar y no del número de votos recibidos», planteó Alberto Bezunartea. «En cuando a los salarios de los cargos públicos, pensamos que están sobre-remunerados y proponemos su limitación, en nuestra formación se establece como límite el equivalente a tres salarios mínimos interprofesionales, ahora mismo es de 900 euros, por lo que serían 2.700 euros de sueldo, un importe más que digno», sostuvo. También dirigió una crítica a EH Bildu. «Si hubiéramos votado en contra de esta propuesta nosotros, Bildu y PSE, no hubiera salido adelante y podríamos trabajarlo más y de una forma más justa, pero vemos que en este tema no habéis sido solidarios, cuando se trata de repartir dinero entre gobierno y oposición os sumáis al carro y no nos ha gustado», reprochó a la coalición.

«No es la propuesta que nosotros hubiéramos hecho, pero estamos más cerca del acuerdo que del desacuerdo», indicó Edurne González desde EH Bildu. «Basándonos en la experiencia de quienes estuvieron antes que nosotros en el Ayuntamiento durante 8 años, creemos necesario un aumento en la dedicación de los concejales para dar un buen servicio a la ciudadanía y cumplir con los quehaceres del cargo tanto desde el Gobierno, como desde la oposición», indicó. «Consideramos que la liberación de un miembro de la oposición será un mecanismo efectivo para el control y seguimiento de la gestión del Gobierno municipal y a su vez, facilitará la conciliación entre la vida familiar y el cargo, así como la obtención de información y preparación para desempeñar las labores correspondientes», expuso. «No obstante, no creemos necesario subir la asignación a los partidos y no vemos clara la modificación de dietas», señaló. «En respuesta a las alusiones, creemos que se mantiene el criterio de proporcionalidad, es verdad que nosotros tendremos a una persona liberada, pero si miramos al gasto total, EH Bildu es el grupo que menos gasto genera por concejal, concentramos la liberación en una persona, pero somos cinco concejales y los cinco dispuestos a trabajar», afirmó.