Dos parroquias hermanadas

Foto de familia de los fieles de las parroquias de Colmenar Viejo y Legazpi, tomada el domingo, en Nuestra Señora de la Asunción./
Foto de familia de los fieles de las parroquias de Colmenar Viejo y Legazpi, tomada el domingo, en Nuestra Señora de la Asunción.

La iglesia de Legazpi ha estrechado lazos con la madrileña de Colmenar Viejo, ambas bajo la titularidad de la virgen de la Asunción

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

El camino entre las parroquias de Legazpi y Colmenar Viejo (Madrid) es más corto y familiar desde el pasado domingo. Ambas iglesias celebraron su hermanamiento durante una visita especial de los madrileños a nuestra localidad. «El sábado realizaron la Ruta de los Tres Templos, visitando Loyola, La Antigua y Arantzazu», explica el párroco de Legazpi, Iñigo Mitxelena.

El domingo, ambas iglesias sellaron su unión en la eucaristía de doce. La misa culminó con la audición del organista titular de la parroquia donostiarra de San Ignacio, Gerardo Rifón. «Lo invitamos expresamente a fin de poder disfrutar de este instrumento con nuestros invitados, quienes, precisamente, se proponen recuperar su antiguo órgano de tubos», señala Iñigo Mitxelena. Los madrileños por su parte, obsequiaron a la parroquia de Legazpi una imagen de la virgen de Los Remedios, patrona de Colmenar Viejo. Las celebraciones terminaron con una comida en el restaurante Etxe Berri, donde la rondalla Alaitasuna tuvo el detalle de amenizar la sobremesa.

Origen del hermanamiento

Las dos iglesias tienen como titular a la virgen de la Asunción, pero el vínculo surge más allá. La amistad que desde hace años mantienen el párroco de Colmenar Viejo, José Francisco García, e Iñigo Mitxelena, propició la sinergia entre ambas. «Además de unir lazos entre dos comunidades y sentirnos más cercanos, la idea es poder organizar actividades juntos, como pueden ser las peregrinaciones», indica Mitxelena. Está previsto que los fieles legazpiarras devuelvan la visita a los madrileños del 10 al 12 de mayo.

 

Fotos

Vídeos