Ocho compromisos para combatir la violencia hacia las mujeres

Representantes de la Mancomunidad durante la rueda de prensa de ayer.
/LIMIA
Representantes de la Mancomunidad durante la rueda de prensa de ayer. / LIMIA

Representantes de la Mancomunidad reiteran su objetivo de seguir trabajando en construir una sociedad libre de violencia de género

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

A las puertas del 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, los representantes de la Mancomunidad de Urola Garaia realizaron ayer una comparecencia conjunta en el Ayuntamiento de Legazpi, donde reiteraron su compromiso «con la construcción de una sociedad libre de violencia machista» y procedieron a leer la declaración institucional aprobada con esta meta.

«Garantizar una vida libre de violencia para las mujeres y sus hijos es un objetivo prioritario. No seremos una sociedad en términos de igualdad real mientras existan mujeres amenazadas e inseguras, y mientras algunas de estas mujeres acaben asesinadas; eliminar la violencia de género de nuestras vidas y proteger a las víctimas no es una opción, es una obligación, porque las mujeres tienen derecho a vivir en libertad y a que sus vidas no estén en peligro por el hecho de ser mujeres, para ello, necesitamos el compromiso individual de toda la ciudadanía y el compromiso colectivo de toda la sociedad, no solo un día, sino todos los días del año, nos interpela a todos y nuestra obligación es combatirlo con todos los medios, empezando por las administraciones, cada una desde sus competencias», señaló la presidenta de la Mancomunidad y alcaldesa de Legazpi, Koldobike Olabide, junto a los alcaldes de Ezkio, Urretxu y Zumarraga, Joseba Etxezarreta, Jon Luqui y Mikel Serrano y los ediles Unai Orbegozo y Aintzine Biain.

Hoy
Exposición y manifiesto de estudiantes de bachillerato de Haztegi, a las 11.00 horas, en la plaza de Legazpi / Sesión 'Contra la violencia mediante bertsos' de la escuela pública Gainzuri, a las 15.00 horas, en la plaza Euskadi de Zumarraga / Charla 'Visibilizando otras violencias. Islamofobia y su efecto en las mujeres', de 17.30 a 19.30, en la casa de cultura Zelai Arizti de Zumarraga, organizada por la asociación de mujeres musulmanas Al-Amal.
Domingo, 25 de noviembre
Acto y manifestación bajo el lema 'Ante la violencia sexista, alianzas y autodefensa', a las 12.00 horas, en la 'plaza de las mujeres'-plaza Areizaga Kalebarren de Zumarraga y Urretxu, organizado por la coordinadora feminista de Urola Garaia / Performance y manifestación 'Women in black', a las 12.00 horas, en la plaza Gernika de Legazpi, organizado por el grupo feminista Matraka.
30 de noviembre
'Beldur barik topaketa' y entrega de premios del concurso, con la actuación 'Bakean dagoenari bakean utzi', a las 10.00 horas, en el cine de Latxartegi de Legazpi, organizado por el área de Igualdad de Urola Garaia.

«En línea con el marco jurídico internacional, reafirmamos el vínculo existente entre la discriminación y desigualdad por motivos de género y la violencia contra las mujeres, entendiéndola como una violación de los derechos humanos, en este contexto, queremos hacer hincapié en el derecho a la reparación de las víctimas de la violencia machista, una reparación que implica el derecho a la verdad, a que el relato de la violencia vivida, la denuncia y la palabra de las mujeres sean legítimamente escuchadas, todo ello con el fin de conseguir la restitución de los derechos conculcados y el reconocimiento social de los impactos de la violencia sufrida, cuando se sospecha o se ponen en cuestión los relatos de mujeres que viven estas violencias machistas su palabra es infravalorada, desacreditad, e incluso silenciada, y se produce una doble victimización, agravando el daño sufrido por las mujeres víctimas con sentimientos de vergüenza y culpabilidad, a la vez que se justifica a los agresores», apuntaron.

Desde las instituciones locales «debemos asumir nuestra responsabilidad social y política en la construcción de una sociedad que garantice el derecho a la verdad de las víctimas, así, desde Berdinsarea, red de municipios vascos por la igualdad y contra la violencia hacia las mujeres, se viene trabajando en articular la respuesta municipal ante las violencias machistas, ajustada al marco del Convenio de Estambul, y desarrollando prácticas locales para la reparación de las víctimas», recordaron.

«Se hace necesario dar voz a las mujeres, autoridad a su testimonio y legitimidad a su relato de la violencia vivida, esto significa contar con la palabra de las mujeres violentadas para reparar el daño, restaurar su libertad para reconocerlas como supervivientes y para que puedan recuperar su sentido de dignidad y ciudadanía de pleno derecho en sus comunidades», incidieron.

Por todo ello, «el combate contra la violencia machista y la atención a las víctimas no podrá avanzar si no se establecen mecanismos de coordinación entre las diferentes administraciones con competencia en la materia, todas las instituciones han de remar juntas en ese objetivo, por encima de planteamientos políticos y estrategias, y para que eso sea posible, hay que dotar los recursos económicos y del personal especializado que se requiere», señalaron.

Ocho compromisos

Bajo esa premisa, la Mancomunidad y sus municipios adquieren ocho compromisos. El primero de ellos es «contribuir en la mejora de los servicios en aras de desarrollar una red de servicios de apoyo para garantizar la atención integral a las mujeres en su recuperación, desde el enfoque feminista de empoderamiento y reparación individual».

El segundo es «escuchar a las mujeres supervivientes para diseñar medidas de prevención y seguridad». El tercero se basa en «acompañar a las mujeres, desde los servicios de apoyo, a elaborar su propio relato de la violencia vivida», el cuarto en «apoyar iniciativas colectivas para que las supervivientes elaboren el relato colectivo de la violencia y reivindiquen los derechos vulnerados y la reparación debida», el quinto en «apoyar los procesos de denuncia y reclamación de las víctimas, legitimando el testimonio y las necesidades expresadas por las mujeres», el sexto en «realizar actos periódicos de reconocimiento público y reparaciones de las víctimas de violencia machista, tanto individuales como colectivas» y el séptimo en «trabajar en colaboración con las representantes del movimiento feminista, expertas, colectivos y asociaciones de mujeres víctimas supervivientes de violencia machista».

En octavo y último lugar, la Mancomunidad invita a la ciudadanía a participar activamente y a sumarse a las actividades organizadas y las convocatorias realizadas con motivo del 25 de noviembre.

 

Fotos

Vídeos