Los niños, protagonistas del Corpus

Pequeños apóstoles en la procesión del Corpus Christi del año pasado. / LIMIA
Pequeños apóstoles en la procesión del Corpus Christi del año pasado. / LIMIA

Encarnarán a los doce apóstoles en la procesión que tendrá lugar mañana | Recorrerán Kale Nagusia y Nafarroa Kalea, acompañados de los niños de primera comunión y la banda

CRISTINA LIMIALEGAZPI.

Los niños de la catequesis encarnarán mañana a los doce apóstoles dentro de la procesión del Corpus Christi que recorrerá las calles del centro de Legazpi después de la misa de doce. Es el cuarto año que la parroquia Nuestra Señora de la Asunción extiende el acto a Kale Nagusia y Nafarroa Kalea desde que, en 2016, decidiera recuperar su antiguo recorrido. Muchos todavía recordarán aquellos tiempos en los que la procesión del Corpus era recreada con gran detalle a lo largo de estas dos calles. Hubo un tiempo en el que se llegaron a instalar tres altares en el recorrido. El primero de ellos se colocaba a la altura del bloque donde actualmente se encuentra la carnicería Okela (antes Nicasio), a cargo de las señoritas del médico viejo. El segundo se situaba en el pórtico nuevo de la parroquia que daba al Ayuntamiento, a cargo de las señoritas Segura. El tercero de los altares se colocaba al par del bar Txoko, a cargo de la señorita Felisa Echeverría. «Este último se instaló por última vez en el año 1992 y existe incluso una fotografía que deja constancia de ello», indican desde la parroquia.

El recorrido del Corpus ha experimentado diversas variaciones durante este tiempo. En 1993, la procesión se realizó en los pórticos de la iglesia, llegándose a habilitar un altar donado por Felisa Echeverría en uno de sus laterales, que fue construido por los carpinteros de la fábrica de Patricio Echeverría, según las directrices de Juanito Iñurritegi. En 1994, el desfile se llevó a cabo a lo largo de Kale Nagusia, hasta el Casino, colocándose altavoces encima del bar Aurrera para su desarrollo. En 1995 se cambió el recorrido, llevándolo a Plazaola y participando en el mismo tanto el coro, como la banda de música. Le siguió un largo periodo en el que la procesión se ciñó a recorrer los alrededores de la plaza y el Ayuntamiento.

Procesión actual

La parroquia recuperó el antiguo itinerario de la procesión en la edición del año 2016

Mañana habrá ocasión de volver a contemplar el acto en todo su esplendor. Partirá tras la eucaristía de doce del mediodía desde la parroquia y atravesará Kale Nagusia hasta el antiguo bar Txoko. Desde allí, se adentrará en Nafarroa Kalea, recorriéndola hasta Gernika Enparan-tza, punto en el que retornará a Kale Nagusia para volver a entrar a la parroquia por su puerta principal.

Los niños que este año han hecho la primera comunión en Legazpi lanzarán, como de costumbre, pétalos de rosa a su paso por las calles. También participará la banda, que horas antes, a las once de la mañana, ofrecerá una kalejira.

Trajes de calidad

Los doce apóstoles vestirán los trajes que en 2016 fueron laboriosamente confeccionados por la costurera legazpiarra Isabel Sancho. Cada uno consta de dos túnicas, una interior de color blanco y otra superior de estilo hebreo, hecha con telas de tonalidades muy vivas, que fueron traídas desde Sevilla, meca de las procesiones y del material textil que las viste.

Cada apóstol, además, portará el atributo que le corresponde. San Pedro, por ejemplo, llevará dos llaves cruzadas, Juan un cáliz, Tomás una escuadra, Santiago el mayor el bordón, Santiago el menor un palo... Todos los atributos fueron realizados en madera por el carpintero legazpiarra Mikel Osinalde, antiguo catequista y colaborador de la parroquia. El resultado es un trabajo digno de ver, por el detalle con el que están llevados a cabo todos y cada uno de los complementos.