«El 26 de mayo Legazpi decide entre volver al pasado o avanzar con el PNV»

Los candidatos del PNV de Legazpi, durante la presentación realizada ayer en Agirre Etxeberri. / LIMIA
Los candidatos del PNV de Legazpi, durante la presentación realizada ayer en Agirre Etxeberri. / LIMIA

Los jeltzales presentaron ayer su programa para las elecciones municipales como «modelo de buen gobierno y prosperidad»

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

El PNV presentó ayer su programa para las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Durante un acto celebrado a las siete de la tarde, en Agirre Etxeberri, el equipo de legazpiarras liderado por Koldobike Olabide desgranó sus diez compromisos para que la localidad «siga creciendo de la mano del PNV y lograr juntos un Legazpi para vivir, trabajar y disfrutar», describieron. El primero de ellos es diseñar y poner en marcha nuevos recursos sociales en la antigua pensión de Bellota. «En 10 años el 45% de la población de nuestro municipio tendrá más de 65 años, por ello debemos afrontar el reto del envejecimiento de la población diseñando nuevos recursos sociales en la antigua pensión de Bellota como apartamentos con apoyo para personas dependientes, mujeres víctimas de violencia, estancias temporales o incluso emergencias de otra naturaleza, en ese camino, hemos reforzado nuestra candidatura con personas con una amplia experiencia y conocimiento en el ámbito de los servicios sociales», destacaron.

El segundo compromiso del PNV es la reactivación industrial y el cuidado del comercio. «Colaboraremos y coordinaremos con el Gobierno Vasco la remodelación de la antigua parcela de Sidenor, convirtiéndola en un polígono industrial moderno, adaptado a las necesidades de las empresas, con la finalidad de aprovechar las oportunidades de desarrollo de nuestro municipio», señalaron. «La tasa de paro de Legazpi ha pasado del 10% en 2015 al 7% en 2019, siendo 130 las personas que han encontrado empleo, aunque debemos trabajar para que las 293 personas abandonen su actual situación de desempleo, queremos que Legazpi ofrezca un futuro laboral de calidad, en la industria, en el comercio, en el baserri... impulsaremos el Plan de Revitalización del Comercio aprobado en la pasada legislatura, promoveremos actuaciones como Dendak Okupatu e incentivaremos el relevo generacional en el comercio, así como la puesta en marcha de nuevos comercios en los locales vacíos, no queremos que Legazpi sea un pueblo-dormitorio, que es a lo que apuntábamos hace cuatro años», sostuvieron.

«Una buena planificación»

El tercer compromiso presentado por los jeltzales fue el de preparar el futuro de Legazpi. «Impulsaremos la creación de un laboratorio de ideas que reflexione e identifique los retos sociales y económicos a los que nos vamos a tener que enfrentar, definiendo los proyectos estratégicos a desarrollar y aplicando el modelo PNV, basado en una buena planificación», expusieron.

El cuarto compromiso presentado consiste en una regeneración urbana accesible y amigable. «Queremos un Legazpi equilibrado en su diseño, amable con su entorno y para sus habitantes, respetuoso con el medio ambiente y con calidad de vida, actualizaremos el Plan General de Ordenación Urbana incorporando la perspectiva Lagunkoia y de género, reordenando Legazpi con la finalidad de que sea un municipio accesible, adaptado a las necesidades y capacidades de los legazpiarras y diseñando el futuro de manera colaborativa junto con ciudadanía, entidades sociales, asociaciones, empresas y comercio», señalaron.

Su quinto compromiso se basa en unos presupuestos participativos. «La participación ciudadana para la definición de las inversiones de mejora de nuestras calles y barrios mediante los presupuestos participativos puestos en marcha por primera vez durante esta legislatura seguirán siendo un pilar fundamental de nuestro modelo de gestión municipal», indicaron. El sexto compromiso es una movilidad urbana sostenible. «El transporte es un elemento necesario para el crecimiento económico y para la mejora de la calidad de vida de los legazpiarras, por ello, nuestros esfuerzos irán dirigidos a construir un nuevo acceso al municipio desde Zaldu, mejorar el acceso a Telleriarte y al barrio San Ignacio, así como reforzar los servicios de Lurraldebus y Renfe y buscar soluciones al problema de aparcamiento», enumeraron. El séptimo compromiso del PNV es «cuidar la actividad de los caseríos y el extenso patrimonio natural de Legazpi», el octavo «apoyar el euskera, el deporte, la cultura y las tradiciones legazpiarras», el noveno «promover nuevas actividades de ocio y turismo para potenciar la marca Legazpi» y el décimo «acercar el Ayuntamiento a la ciudadanía».

«El 26 de mayo cada legazpiarra decidirá con su voto si quiere un gobierno municipal del PNV o queremos repetir el modelo de Bildu que tanta crispación nos trajo a Legazpi, son las dos opciones de gobierno entre las que se decidirá el siguiente gobierno municipal de nuestro municipio», señalaron. «Conocéis nuestro modelo de buen gobierno, que ha sido reconocido como excelente desde el Consejo de Europa, afrontamos los próximos cuatro años con ilusión renovada y con nuevos retos, en los que el eje central serán las personas y preparar el futuro de un Legazpi para vivir, trabajar y disfrutar», concluyeron.