Un belén mexicano en Latxartegi

Componentes del grupo de trabajo del belén de Latxartegi a pleno rendimiento en las vísperas de la inauguración. /  LIMIA
Componentes del grupo de trabajo del belén de Latxartegi a pleno rendimiento en las vísperas de la inauguración. / LIMIA

Madres, padres, abuelos, profesores... de Haztegi y otros tantos voluntarios de la localidad trabajan a contrarreloj para su inauguración, mañana

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

Habrá pocos belenes mexicanos repartidos por el mundo y uno de ellos se encuentra estas navidades en Legazpi. En Mexico, el nacimiento se monta el 16 de diciembre y se guarda el 2 de febrero. Como en el resto de países, sus figuras son universales: la virgen María, San José, el niño Jesús (que se coloca el 24 de diciembre por la noche), los Reyes Magos (que se añaden el 5 de enero), el burro, el buey, los pastores y el ángel. En Latxartegi, el belén se inaugura dentro del Merkatu Txikia de Haztegi Ikastola y se recoge días después de Reyes. Sus figuras superan el medio centenar. A las imágenes habituales se suman otras tantas de personajes relacionados con la temática del belén, que cada año va cambiando bajo el buen criterio de sus autores. En los últimos 23 años, el nacimiento de Latxartegi se ha inspirado en toda suerte de lugares exóticos como Egipto, Capadocia, Yemen, Petra, Machu Picchu... y el último de ellos, el Valle del Hierro.

En esta ocasión, han decidido cruzar el charco y reproducir un pedacito de Mexico. «El público se encontrará con un lugar muy característico de este país», avanzan sus autores. Lo hacen entre dientes, ya que año tras año, intentan guardar en secreto los detalles del montaje hasta su inauguración con el objetivo de sorprender a un público que espera expectante e incluso, ha llegado a proponer al grupo de trabajo de este belén como candidato al premio Olaria en varias ocasiones. Dicho grupo se compone al cien por cien de mano de obra voluntaria, reclutando en sus filas a madres, padres, abuelos, profesores... de la ikastola y otros cuantos vecinos y vecinas que se suman a la tarea, también de forma altruista. Más de uno ha hecho esta última semana varias gaupasas y puede que esta noche caiga la última para que todo esté terminado y mañana por la tarde, el belén pueda ser descubierto tras los villancicos interpretados por los escolares de Haztegi en las escaleras de Latxartegi.

Reutilización y efectos

Como en ediciones anteriores, el grupo se ha valido de materiales reciclados para la elaboración del belén. Tampoco faltarán los efectos especiales, tanto audiovisuales, a través del continuo paso del día a la noche, como de movimiento, con numerosas figuras circulando o realizando diferentes labores. A partir de mañana, habrá oportunidad de verlo en funcionamiento todos los días, de 17.00 a 21.00 horas. En fechas señaladas como Navidad y Año Nuevo, también estará en marcha por la mañana, de 10.00 a 14.00.