Atzegi presenta 'Gure txanda da'

Usuarios, familias, voluntarios, responsables de Atzegi y representantes del Ayuntamiento, con los carteles de la nueva campaña./  LIMIA
Usuarios, familias, voluntarios, responsables de Atzegi y representantes del Ayuntamiento, con los carteles de la nueva campaña. / LIMIA

La asociación da a conocer su nueva campaña de sensibilización en Urola Garaia | Esta vez son las personas con discapacidad intelectual quienes muestran su potencial y disposición para realizar labores de voluntariado

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

Cuando uno escucha hablar de una campaña de sensibilización, de inmediato lo relaciona con una llamada de ayuda, de voluntariado, de concienciación... a la sociedad, y efectivamente, así es en la mayoría de los casos. Sin embargo, A-tzegi, asociación guipuzcoana en favor de la discapacidad intelectual, da la vuelta a la tortilla, se marca una pirueta novedosa y ofrece un mensaje diferente en su nueva campaña de sensibilización anual. Sus protagonistas, las personas con discapacidad, entonan esta vez el lema 'Gure txanda da - Es nuestro turno', con el que vienen a decir a la comunidad de la que forman parte que ellas también son voluntarias.

«La campaña tiene un doble objetivo. Por una parte, mostrar a la ciudadanía la capacidad de hacer labores de voluntariado de las personas con discapacidad, y por otra, buscar nuevas oportunidades de voluntariado para ellas, y es que cada vez son más las personas con discapacidad que nos muestran esa inquietud, usuarios que han tenido alguna experiencia puntual de voluntariado y que han estado tan a gusto que quieren repetir o desarrollar alguna otra labor más estable. De hecho, en los últimos años han sido diversas las entidades que han colaborado con Atzegi en este objetivo, dándoles la oportunidad de hacer voluntariado con ellos, como el Banco de Alimentos , la Lilatón, la Ehunmilak o la San Silvestre. Ahora, además de agradecer y afianzar esas colaboraciones, nos gustaría ampliar los ámbitos en los que desarrollan el voluntariado y así, dar oportunidades a más personas», explicaban desde la asociación durante la presentación de la nueva campaña a nivel de Urola Garaia, realizada, como es costumbre, en Legazpi, con la participación de usuarios, familias, voluntarios, responsables de Atzegi y representantes del Ayuntamiento.

«Si la campaña de sensibilización del año pasado, bajo el lema 'Atzegixperience', buscaba animar a gente de diferentes perfiles a hacer voluntariado acompañando a las personas con discapacidad intelectual en su día a día, la campaña de este año pretende darle una vuelta al voluntariado y dejar que las propias personas con discapacidad demuestren su capacidad bajo el lema 'Gure txanda da', brindándoles la oportunidad de devolver la ayuda recibida», indicaban Patricia Ayo e Inma Hernández desde Atzegi.

«El voluntariado puede ser una forma más de inclusión para ellas, ya que existen muchas actividades en las que pueden colaborar, las ganas de hacer algo útil y de ayudar a los demás les lleva a poner mucha ilusión y empeño. Si el voluntariado es un claro exponente de participación social y normalización, ¿por qué no van a poder hacerlo?», señalaron.

Desde la comisión de familias de Urola Garaia, Nino Hernández daba buena fe de ello. «Como supervisor de las labores de voluntariado realizadas hasta ahora puedo decir que es una experiencia muy gratificante y estaremos gustosos de seguir participando. Ellos son capaces de hacer muchas cosas, de manera eficiente y aportando esa naturalidad y genuinidad que no todo el mundo es capaz de ofrecer», contaba Nino. Declaraciones a las que se sumaron la alcaldesa, Koldobike Olabide, y el concejal de Ciudadanía, Javier Iraeta. «La campaña de este año nos parece preciosa. El voluntariado es una red y consideramos que habéis dado un gran paso al decir 'Gure txanda da' dentro de la misma, desde el Ayuntamiento nos gusta mucho trabajar con vosotros y creemos que esta nueva iniciativa de voluntariado nos va a ayudar mucho, y sobre todo, os va a ayudar mucho», expresó la primera edil.

Edurne, Joel y Laura

Edurne Maudes, Joel Hernández y Laura Paredes ofrecieron, con su testimonio, un claro ejemplo de la cantidad de cosas que las personas con discapacidad intelectual pueden aportar a través del voluntariado.

Edurne narró la experiencia vivida en el Kilometroak celebrado recientemente en Urretxu y Zumarraga, donde se dedicó a repartir folletos con información sobre el recorrido en la entrada situada ante la estación de trenes. «Creo que hicimos un buen trabajo y acabé muy satisfecha», contó. Joel explicó cómo fue su participación en la Ehunmilak, regulando el aparcamiento de los participantes en la zona de estacionamiento habilitada en Beasain. «Me gusta ayudar a la gente», apuntaba el joven, que a su vez repartió folletos en el Kilometroak, al igual que Laura, quien también sabe lo que es ejercer de voluntaria en el Duatlón Txiki de las fiestas de Santikutz Txiki, el Erreka Eguna y la ya citada Ehunmilak. «Ha sido muy gratificante y nos gustaría seguir ayudando en más cosas», señalaba Laura.

«Este año tenemos el firme objetivo de hacer un llamamiento a las entidades que trabajan con personas voluntarias, estamos dispuestos a hacer un seguimiento y apoyar las acciones de voluntariado que surjan. Las experiencias que hemos tenido hasta ahora han sido muy positivas y satisfactorias para ambas partes y queremos que siga siendo así», trasladaban desde Atzegi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos