El polideportivo Ispilla amplía su oferta de 2016 con 'electrofitness'

Demostración. Fermín Urtizberea con el traje de electroestimulación. /
Demostración. Fermín Urtizberea con el traje de electroestimulación.

«Lo ideal es utilizarlo como complemento», dice Fermín Urtizberea

MARISOL FERNÁNDEZ

El polideportivo Ispilla amplía su oferta de 2016 con 'electrofitness', una actividad que se lleva a cabo con un traje de estimulación eléctrica muscular, en sesiones de 35 minutos. «Con una vez a la semana se consiguen estupendos resultados», dice Fermín Urtizberea, responsable del nuevo servicio. «Lo ideal es utilizarlo como complemento», añade. La nueva disciplina deportiva fue presentada ayer en Ispilla por el propio Urtizberea y el alcalde de Zumarraga. «Este nuevo servicio es de vanguardia, es el que está pegando fuerte. Es complementario a otras actividades deportivas como la musculación u otros entrenamientos», dijo Mikel Serrano. «Nuestro reto es ir mejorando la calidad del servicio deportivo y ampliarlo», añadió.

El electrofitness se basa en «la electroestimulación. No es algo nuevo ya que se ha utilizado siempre en los procesos de rehabilitación. La novedad está en que ahora también se utiliza como método de entrenamiento y que se hace en el cuerpo completo en vez de en un músculo concreto», explicó ayer Urtizberea. «Se trabajan los principales músculos del cuerpo simultáneamente y llegamos a fibras profundas, cercanas al hueso. Se consigue una excelente tonificación».

Fitness del siglo XXI

El fitness del siglo XXI, como lo denomina Urtizberea, requiere que el usuario se coloque una especie de chaleco con sus electrodos incorporados, que debe ser humedecido «para una mejor transmisión» del impulso eléctrico. Se puede elegir entre tres programas «tonificación, cardio y masaje. También existe la posibilidad de combinarlos. Dependiendo de los objetivos de cada persona se utiliza de una manera u otra y siempre se termina con masaje». El entrenamiento es «completamente personalizado». Antes de comenzar se «realiza un test. Cada persona trabaja en función de sus tolerancias».

El coste de una sesión individual de electrofitness es de 40 euros (la de prueba cuesta 20 euros). También existe la posibilidad de adquirir un bono de cuatro sesiones por 140 euros o uno de diez sesiones por 300 euros. «Los abonados de Ispilla tendrán un 25% de descuento», adelantó el alcalde. El mismo descuento tendrán los abonados del polideportivo Bikuña de Legazpi, ya que, como recordó Serrano, se ha recuperado el convenio que permite a los abonados de los polideportivos de Zumarraga y Legazpi hacer uso indistintamente de ambas infraestructuras.

Otras disciplinas

Además del nuevo servicio de electroestimulación, en el polideportivo de Zumarraga se puede practicar bosu-tono, body-tono, zumba, pilates, ciclismo indoor, natación, natación continuada para niños, gimnasia de mantenimiento, judo, jiu jitsu y shorinji kempo tanto para niños como para adultos, yoga, budo ninjutsu también para niños y adultos, aquagym, ludo piscina, tercera edad y natación dirigida.

Mismos precios que en 2015

Este año los precios para acceder a Ispilla son los mismos que el año pasado y que el anterior. El abono familiar que incluye a todos los hijos menores de 18 años o mayores que no generen ingreso cuesta 231,25 euros; abono individual para mayor de 18 años, 128,65 euros; abono individual para menor de 18 años, 79,90 euros; viuda con hijos menores de 18 años, 124,65; jubilado mayor de 65 años, 51,85 euros; matrimonio jubilado mayor de 65 años o pensionista, 77,85 euros; abono familiar para jubilado con hijos menores, 124,65 euros y familia monoparental, 124,65 euros. La entrada de los menores de edad cuesta 3,20 euros y la de los mayores, 5,50 euros. Por su parte, la entrada de 20 usos-mes para mayores asciende a 78,30 euros, mientras que la de menores cuesta 39,25 euros.

Los precios de los alquileres de las instalaciones de Argixao y Beloki tampoco han sufrido variaciones. En Argixao, el alquiler de la pista de tenis/futbito cuesta 3,80 euros para los socios y 5,35 para quienes no lo son. El precio para el alquiler de la pista de padel es de 6,70 y 9,35 euros para socios y no socios, respectivamente. El alquiler del campo de hierba artificial cuesta 52,95 euros que se reducen a 26,60 euros si es medio campo. El anexo de arena se puede utilizar por 17,95 euros

El alquiler del frontón Beloki por espacio de una hora cuesta 13,05 euros y en el caso de necesitar luz asciende a 16,95 euros. El horario de apertura del frontón es de 18.00 a 22.00 horas, de lunes a viernes, y de 9.00 a 13.00 horas, sábados y domingos. No obstante, también se puede alquilar fuera de este horario. El precio es de 9,20 euros que suben a 13,05 euros en el caso del alquiler con luz.

 

Fotos

Vídeos