Vitoria tolerará petardos durante los 15 primeros minutos de 2019

Un joven intenta prender la mecha de un petardo. /  HUGO MADARIAGA
Un joven intenta prender la mecha de un petardo. / HUGO MADARIAGA

El permiso del alcalde avisa de que las explosiones fuera de ese horario pueden terminar en denuncia

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO VITORIA.

En Vitoria volverá a haber 'barra libre' para el lanzamiento de petardos, tracas, cohetes, bengalas y cualquier otro tipo de material pirotécnico durante los quince primeros minutos del Año Nuevo. Por cuarto año consecutivo, el Ayuntamiento ha publicado el bando -suscrito por el alcalde Gorka Urtaran- por el que se «tolera» la utilización de este tipo de artefactos hasta las 0.15 horas del 1 de enero. Fuera de es horario concreto, el regidor subraya que podrá ejecutarse la «intervención municipal» prevista en la ordenanza municipal de ruidos, es decir, la denuncia por parte de la Policía Local y la posterior apertura de un expediente sancionador.

Eso sí, se solicita a los usuarios que los artefactos no se utilicen en los alrededores de los centros hospitalarios, las residencias de la tercera edad, las gasolineras, las comisarías, las estaciones de bomberos y las perreras. Precisamente, los defensores de los animales se oponen a este permiso, ya que sobre todo los canes sufren con el estruendo que incluso les puede provocar infartos y, por esa razón, siguen reclamando la prohibición total de esta técnica tan extendida en la Nochevieja.

Tampoco convence esta medida a los familiares de personas con algún tipo de enfermedad, ya que estas situación puede alterar su bienestar.

En el caso de los cohetes, el bando reclama que se utilicen en espacios abiertos y separados de edificios, aleros, árboles, faroles y otro tipo de obstáculos que puedan obstaculizar el ascenso y provocar accidentes.

El alcalde solicita que se estreche el control a la hora de vender este tipo de artículos, que en ningún caso podrán ser adquiridos por menores de doce años. Está prohibida la compra por parte de menores de doce años y su venta ambulante. «Los productos deberán usarse individualmente tal como se adquieran y hayan sido puestos en el mercado, quedando prohibida la mecanización de los artificios, así como su iniciación por sistema eléctrico», se indica en el escrito.