Tuvisa parará el lunes y amenaza con huelga indefinida en la Final Four

Una viajera desciende de un autobús. /  DV
Una viajera desciende de un autobús. / DV

Los conductores se niegan a desconvocar las protestas, que se repetirán el día 13 y serán continuas desde el 17

GABRIEL CUESTA VITORIA.

Tuvisa acelera hacia la huelga. El servicio de autobuses de Vitoria no funcionará el lunes como medida de presión de la plantilla para exigir mejoras. Los paros se repetirán el día 13 y se convertirán en indefinidos a partir del 17, cuando arranca la Final Four. La aplastante mayoría con la que los trabajadores ratificaron el calendario de protestas, respaldado en una doble votación de mañana y tarde por el 84,18% de los conductores, revela que la imagen exterior de la compañía, acostumbrada a batir récords y que en la presente legislatura ha estrenado veinte urbanos sin contar con la próxima llegada de los trece 'buses exprés', contrasta con el malestar interno de la plantilla.

La tensión es máxima entre el comité, liderado por ELA, y el Gabinete Urtaran, que deberá decidir si asume la situación o inicia una negociación para intentar desconvocar la huelga 'in extremis', algo en lo que ya tiene experiencia por el conflicto del servicio de limpieza.

Mientras tanto, y a falta de que el Gobierno Vasco concrete los servicios mínimos de obligado cumplimiento, los paros y sus evidentes consecuencias sobre los usuarios están cantados. Fuentes del Gobierno PNV-PSE reconocieron su «sorpresa», dado que «hasta ahora se habían atendido de forma razonable todos y cada uno de los puntos que nos habían planteado.De hecho, varios representantes sindicales nos trasladaron una valoración muy positiva de la propuesta». Eso sí, dejaron caer que cuando las peticiones son razonables, el Ayuntamiento «las analiza e incluso las puede aceptar. A partir de ahí, hay límites que no se pueden superar».

Los conductores exigen mejoras laborales desde hace años y por ahora no parecen dispuestos a desconvocar unas protestas que arrancarán, además, en mes electoral. Una de ellas tiene que ver con la instalación de baños en las paradas terminales. «Lo pedíamos para todas las líneas, pero el Ayuntamiento convocó un concurso para colocar ocho aseos, pero quedó desierto. Queremos que al menos se coloquen esos ocho servicios o que busquen una manera de que tengamos aseos mientras se adjudica el nuevo pliego», señaló el presidente del comité, Francisco Guzmán. En la actualidad, los chóferes cuentan con cuatro cabinas y pueden utilizar los aseos de algunos bares con los que han llegado a un acuerdo.

Más tiempo en los trayectos

La segunda petición se centra en el servicio de algunos itinerarios. Desde el comité advierten que en las líneas 4, 6, 7 y 8 «no da tiempo» a cubrir los trayectos. Proponen como solución poner un autobús más por línea o aumentar el tiempo para realizar los recorridos.

«Hace una década, el Plan de Movilidad fijó unos horarios y diez años después ha aumentado el número de viajeros y nos han ampliado recorridos, pero los tiempos los han dejado igual; con lo cual, si tienes más viajeros y kilómetros, no llegas», agregó.

La eventualidad es otra de las causas. «Hay cerca de 80 empleados en esta situación, que representan alrededor del 12% del total. Por eso pedimos que saquen ya la OPE. La última se publicó en 2009 y finalizó en 2013».

Además, el comité pide recuperar el acuerdo de prejubilaciones que «caducó el 31 de diciembre» y contemplaba «unas condiciones que pedimos para los empleados que se quieran jubilar ahora». Hasta el año pasado «se iban con 61 años, tenían que acudir el 25% de la jornada y el 75% lo cubría la Seguridad Social. Ahora se prejubilan con 61 años y 8 meses pero al 50%. La solución sería hacer las OPEs y contratar a personal fijo para cubrir esos puestos».

Los 20 buses lanzadera

La gota que ha colmado el vaso del conflicto ha sido la contratación externa por parte del Ayuntamiento de una lanzadera de 20 autobuses para trasladar viajeros a los partidos de la Final Four. El comité ha decidido poner una denuncia en la Inspección de Trabajo porque ese servicio «lo podíamos hacer nosotros sin problemas. Hay autobuses y personal suficiente. Incluso contamos con una bolsa de empleo temporal. Ahora hay unos 19 autobuses al día disponibles. No nos parece muy coherente y creemos que es una forma de frenar el impacto de la huelga externalizando el servicio», criticó.