Repuestos los contenedores que ardieron en Santakurtz

Quemado. Operarios reponen los contenedores destruidos. /  JOXEBI
Quemado. Operarios reponen los contenedores destruidos. / JOXEBI

JOXEBI RAMOS ARETXABALETA.

Pasaban diez minutos de la madrugada del pasado lunes cuando varios contenedores de la calle Santakurtz fueron pasto de las llamas. El incendio afectó a los contenedores que se encuentran al final de dicha calle, junto a la rotonda que empalma con Otalora kalea. Como consecuencia de las llamas, quedaron completamente calcinados cuatro de los cinco contenedores y quedó muy afectado, asimismo, el de vidrio.

Un vecino de Santakurtz, cercano al lugar donde ardieron los contenedores, explicaba que, cuando «a las 00.05 llegaba del trabajo no vi nada. Pero a las 00.10 mi mujer me avisó que se veía que salía humo de uno de los contenedores, el de papel. Cogí un cubo de agua y bajé, pero, al llegar, las llamas ya eran muy grandes y no pude hacer nada. Como en Aretxabaleta los domingos no trabaja la policía municipal, llamé a la de Arrasate y me dijeron que ellos no tenían nada que ver. Les dije que había fuego para que se avisara a los bomberos. Me dijeron que llamara al 112. Llamé y los bomberos aparecieron 25 minutos más tarde. Menos mal que no llegó a quemarse ningún coche o el cable de electricidad que hay encima de los contenedores».

Dos vecinos de la zona, uno de ellos ya estaba en la cama, tuvieron que bajar a retirar sus coches, ya que se encontraban cerca de los contenedores. Varias dotaciones del parque de bomberos de Zubillaga terminaron la incidencia a las 00.50 horas y la causa que lo provocó queda por determinar.

Colocados los nuevos

El mismo lunes por la mañana, la brigada del Ayuntamiento atxabaltarra procedió a la limpieza de los restos de los contenedores destruidos por el incendio y, a las 14.15, los servicios de la Mancomunidad de Debagoiena reponían tres contenedores, que es lo máximo que puede transportar el camión. El cuarto contenedor se puso instantes después.

 

Fotos

Vídeos