La representación del Alarde del Moro, en 1973

Momento en el que el caudillo ordena disparar los fusiles y los cañones. / A. ARLANZÓN
Momento en el que el caudillo ordena disparar los fusiles y los cañones. / A. ARLANZÓN

Mañana sábado las armas volverán a sonar en Antzuola. Al igual que en la escena que recoge la fotografía, que se remonta al año 1973, la localidad recibirá a buen número de visitantes para asistir a la popular celebración del Alarde del Moro, uno de los actos centrales de las fiestas de Antzuola, que ha sabido ir adaptándose al paso del tiempo, manteniendo intacta su esencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos