Zubikoa se prepara para 17 meses de obras

Fotomontaje de la ampliación del polideportivo Zubikoa proyectada por LKS hacia Bidebarrieta, hacia el área verde las piscinas./LKS
Fotomontaje de la ampliación del polideportivo Zubikoa proyectada por LKS hacia Bidebarrieta, hacia el área verde las piscinas. / LKS

Los trabajos arrancarán el 1 de agosto en la zona verde, sin que se prevean afecciones al resto de las instalaciones hasta enero de 2020. Técnicos, concejales y los responsables de las empresas adjudicatarias han ultimado esta semana el planning

MARIAN GONZALEZOÑATI.

La cuenta atrás ha comenzado, dentro de 25 días las excavadoras entrarán en la zona ajardinada que sirve de solarium de las piscinas, dando el pistoletazo de salida a las obras de reforma y ampliación del polideportivo Zubikoa.

La comisión de coordinación de la obras cerró el martes los últimos cabos sueltos y los trabajos arrancarán el 1 de agosto. Esa fecha quedará fuera de servicio el solarium, sin que en principio haya afecciones en el resto de las instalaciones hasta enero de 2020. Así, entre el 1 de agosto y Navidades, se prevén llevar a cabo los movimientos de tierra necesarios, las perforaciones de la geotermia y la preparación de la estructura de la ampliación. Además, en la parte trasera del bar se instalará una nueva caldera para los vestuarios de la cancha verde y la azul, que dará servicio a la instalación mientras se ejecute el grueso de las obras, y en un futuro permitiría calefactar la cancha azul.

Si no hay contratiempos, Zubikoa funcionará con normalidad hasta finales de año, ya que al proyectarse la ampliación como un anexo, el acceso a la obra y las actuaciones iniciales son independientes al complejo actual. Con el año nuevo todo el 'ala húmeda' ( piscinas, gimnasio, sala de fitness, rocódromo, recepción y oficinas) cerraría sus puertas, y algunos de los servicios serán reubicados. Así, el acceso a Zubikoa se realizará por el edificio de la cancha azul, trasladándose a este espacio también las oficinas de los servicios deportivos.

Las obras se han dividido en cinco lotes adjudicados por un importe total de 6 millones de euros Si no hay contratiempos Zubikoa funcionará con normalidad (excepto el solarium) hasta Navidad

Si se cumple el cronograma previsto, el nuevo Zubikoa se inauguraría a finales de 2020. Las actuaciones se han dividido en 5 lotes. Así, la obra civil, por la que pugnaron cuatro empresas, correrá a cargo de la constructora Miguel Imaz, con un precio de adjudicación de 3.912.350 euros (más IVA), y un plazo de ejecución de 17 meses. Las instalaciones de aire acondicionado, energía solar y gas (1.267.278) y la eléctrica y otras instalaciones especiales (515.158) se han adjudicad a la cooperativa Ondoan, con un contrato de ejecución de 14 meses. Mientras que el sistema de filtración de las piscinas y la sauna lo llevará a cabo Hidrocontrol (336.600), y el sistema de control de la nueva zona de acceso lo ejecutará Omesa (18.675).

En la reunión mantenida el martes se planificaron todas estas actuaciones entre las contratas, los técnicos municipales y la dirección de obras, para tratar que se cumpla el cronograma previsto, y para que el 'lifting' previsto para la cancha verde y el frontón, por ejemplo, pueda llevarse a cabo en los meses de julio y agosto de 2020, cuando ya no hay competiciones oficiales y no afectar a la actividades de los clubes.

El importe total de las obras de la primera fase de la ampliación ascenderá a 6.050.061 euros (más IVA). Para una segunda y posterior fase, que el nuevo gobierno municipal tendrá que decidir si acomete o no, se estima un gasto de 1.656.890 euros, que permitiría adecuar dos pistas de pádel y elevar la altura del frontis del frontón al rebajar la cota actual de la pista de tenis descubierta, que sería renovada, e igualarla con la cubierta, rebajando la presión sobre la pared izquierda del frontón.

Las ampliaciones necesarias en Zubikoa se integrarán en la volumetría actual, situando la zona de piscinas y sauna en la planta primera y las zonas de actividades dirigidas en la planta baja, junto a la actual zona de fitness.

El proyecto de reforma

Dos son los objetivos principales del 'lifting' arquitectónico. Por un lado, la reforma del inmueble actual, con el fin de reparar las filtraciones de agua y la falta de aislamiento de los tejados y terrazas del conjunto de edificios, así como aquellas instalaciones y acabados que se encuentran en mal estado tras 40 años de vida. Y, por otro, mejorar la funcionalidad del polideportivo y la organización de espacios, integrar las ampliaciones y construir un equipamiento de gran eficiencia energética, reduciendo la demanda de energía y de consumo durante su utilización.

La reforma ha pivotado siempre en torno a las piscinas, que fueron objeto de un estudio y varios anteproyectos. Esa necesidad y los «achaques» y carencias detectadas en el polideportivo, dieron a luz un proyecto de ampliación en dos fases.

La metamorfosis del área acuática será total. Se va a dar la vuelta a todo el «ala húmeda» y se agruparán los espacios de fitness, lucha, actividades dirigidas y escalada dentro de un mismo entorno, mejorando el confort de los espacios actuales al darles la oportunidad de disfrutar de luz natural y dotando cada área con vestuarios propios. En el nuevo recinto acuático, la piscina pequeña tendrá unas dimensiones de 8x16 metros en la fachada sur para un mayor control de la zona exterior y obtener una altura libre bajo los vasos, suficiente para poder incorporar usos deportivos debajo. Así se ganan tres salas de actividades dirigidas en la planta baja.

La piscina grande, a su vez, tendrá 9 calles y unas dimensiones de 18,5 x 25 metros, con un ancho de calle de dos metros y una profundidad que variará de 1,30 a 1,60 metros. Otra novedad es la inclusión de un graderío para 100 personas al que se accederá directamente por el vestíbulo principal de la planta baja. Los vestuarios y aseos del ámbito de las piscinas se subirán al mismo nivel que las mismas.

En cuanto al área de sauna, se trasladará a la fachada sur y tendrá servicios secos y húmedos. El acceso será independiente y con posibilidad de salir a una zona exterior de solárium. Asimismo, se aprovechará la cubierta de la zona de piscina ampliada para crear un solárium que compense la pérdida de zona verde exterior, que se aplanará, creándose una pequeña área de juegos de agua para el público infantil.

Cancha verde y frontón

La planta baja, a la que se trasladará todo el área de administración, también sufrirá una profunda transformación. Se reubicará la entrada a la instalación y la zona de control de accesos, creando una zona de espera más amplia y amable de tornos para fuera, y un porche cubierto. En la primera fase se contemplan también intervenciones en la cancha verde y el frontón. Se rehabilitarán los actuales vestuarios, repararán los firmes de la canchas y reformarán los almacenes. Además se ampliará el aforo de gradas, abriendo vías de evacuación e instalándose un ascensor con acceso a la terraza ajardinada.

La cuenta atrás ya ha comenzado y el polideportivo Zubikoa ultima los detalles de su esperada metamorfosis.