Un viaje por el pequeño comercio del siglo XX

Inauguración. La primera visita fue muy especial al contar con algunas de la mujeres que han compartido vivencias para la publicación ./Marian
Inauguración. La primera visita fue muy especial al contar con algunas de la mujeres que han compartido vivencias para la publicación . / Marian

La exposición y el libro 'Emakumiak errekautan' rinden tributo a la mujer delante y detrás del mostrador | Todos los jueves de mayo habrá visitas guiadas a la muestra montada en Egaña 'Hankaluze', y los sábados recorridos guiados por el entramado comercial

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

La antaño popular barquillera con ruleta de Margarita y Pedro López, la primera motocicleta que vendieron en Mendizabal en 1950 recientemente restaurada, cubiertos del bar Izarra, la cafetera del Círculo Carlista, la balanza y el tirador de aceite de Egaña, una cuchilla para cortar el bacalao que llegaba de Islandia, garrafas antiguas de Gereta, o una invitación para disfrutar «de masajes corporales y vibratorios y tratar la celulitis y la obesidad» a finales de los años 60 en el primer salón de belleza oñatiarra, son algunos de los objetos del pequeño comercio del siglo XX que, coincidiendo con la presentación del libro 'Emakumiak errekautan', pueden verse hasta el 2 de junio en la antigua tienda de comestibles Egaña (Hankaluze) de la calle Bakardadeko Ama.

La muestra inaugurada el jueves con 'tenderas' de ayer y hoy como primeras visitantes, estará abierta al público de miércoles a sábado de 17.30 a 19.30 horas, y los domingos, de 11.00 a 13.00 y de 17.30 a 19.30, ofreciendo la posibilidad de realizar visitas guiadas de la mano de Jone Arrazola e Irati Garai, que son las que han ahondado en el triple papel de las mujeres en el pequeño comercio, llevando a cabo una etnografía feminista que aborda no solo la actividad de sostén económico, también la socialización de la mujer a través de los recados, y la relevancia del pequeño comercio y el sector servicios en la vida vecinal. Lo han hecho gracias a la primera edición de la beca Selma Huxley Barkham convocada por el departametno de igualdad del Ayuntamiento para visibilizar y poner en valor la contribución de las mujeres de Oñati al municipio a lo largo de su historia.

Objetos del trabajo de antaño comparten protagonismo con una gran ilustración realizada por Shukane Otero, fotografías y textos del libro que explican el papel que ejercieron las mujeres en el pequeño comercio el siglo pasado. Algunas de sus protagonistas no se perdieron la apertura y disfrutaron recordando otros tiempos. Consuelo Echeverría, Bittori Anduaga, Pilar Lazkanoiturburu, Dorita Sukia, Tere Zubia, Maribi Arregi, Eli Galarza, Mari Tere Goñi o Cristina Bikuña, volvieron casi por arte de magia a sus inicios en el comercio y/o la hostelería. «¿Te acuerdas?» fue una de las frases más escuchadas, junto a las felicitaciones y agradecimientos a las autoras por la exposición y por el libro.

Y como la investigación no se centra solo en las tiendas, se abre también a la socialización de la mujer a través de los recados, la muestra recoge también productos que proliferaban en los hogares, y una docena de establicimientos amplían la muestra en sus escapares. Artíuclos de bodega en Gereta, pesos y botes de farmacia en Juldain, utensilios de barbería en Sesiseña, instrumental para hacer alpargatas en Sillero, cómo ha cambiado la moda en Marku, televisiones antiguas en Arrillaga...

Arrazola y Garai se mostraron agradecidas por la colaboración obtenida en el sector y satisfechas por el trabajo explicando que la estructura de la exposición invita a viajar desde el mercado de abastos (mostrando cantimploras de leche, cestos y productos frescos como huecos, quesos, alubias...) a los distintos sectores comerciales. Desde la alimentación (ultramarinos, carnicerías, pescaderías, venta ambulante, panaderías, pastelerías...) a la introducción de la belleza y la droguería a finales de los 60 y principios de los 70, repasando también al papel de la tiendas de moda (ropa, zapaterías) y la evolución vivida en el sector de la hostelería y servicios.

Visitas guiadas

Quienes quieran profundizar un poco más en el papel de las mujeres delante y detrás del mostrador, no solo como motor económico, también como tejedoras de espacios clave para la vida vecinal, podrán hacerlo en el libro que ya está a la venta en la exposición y en Txokolateixia al precio de 10 euros, y en las visitas guiadas.

Los 'tours' se estrenaron el lunes en euskera y proseguirán los días 16 (castellano), 23 (euskera) y 30 (castellano) de 18.30 a 19.30 horas. Pero además de visitas especiales a la exposición habrá también recorridos los sábados (de 11.30 a 13.00 horas) por el entramado comercial. Ayer el programa se inauguró en Kale Zaharra; el día 18 pasará a Maiatzak 1, Bakardadeko Ama y Santa Marina; el 25 de mayo, a Kale Barria; y el 1 de junio, a Atzeko kale y Portalekua.

Una excelente oportunidad de acercarse al comercio de ayer y de hoy, parte esencial de la historia social y económica oñatiarra y a muchas de las protagonistas anónimas que lo mantuvieron en pie durante el siglo XX compaginando la atención de sus negocios con la crianza familiar, y desarrollaban una actividad económica en una sociedad profundamente patriarcal. Además hacían de las tiendas un espacio de sociabilidad, ya que mientras que los hombres se relacionaban en el trabajo, los bares y sociedades, las mujeres hacían vida social en los comercios. Las tiendas se convertían en lugar de encuentro, de comunicación, de desahogo.