'Casi 40', de Trueba, abre el nuevo curso del cine-club con las vueltas que da 'La buena vida'

El paso del tiempo es el eje de una 'road movie' en torno al desencanto generacional

M.G. OÑATI.

El nuevo curso del cine-club arranca esta noche. Como cada otoño y reivindicando el cine menos comercial, los jueves vuelven a ser días de cine, de películas poco habituales en los circuitos generalistas, piezas de culto, y el denominado cine de autor.

La temporada se inaugura a las 20.00 horas, con la proyección de 'Casi 40'. El cineasta y escritor David Trueba narra el reencuentro, 22 años después, de los protagonistas del amor adolescente de su primera película, 'La buena vida' (1996) protagonizada por Lucía Jiménez y Fernando Ramallo, que están a punto de cumplir los 40.

Muestra el «desencanto de toda una generación que ha visto cómo se han pulverizado sus ideales de vida y profesión» y reivindica «las pequeñas cosas y a todos los que «no están en primera línea». Aborda la crisis de la edad, la necesidad de éxito y la cultura.

Pasión por el cine

La cita semanal en kultur etxea se mantendrá hasta primavera con ciclos y películas de culto. Cuatro décadas de dedicación al séptimo arte han hecho del cine club un clásico de la cartelera de otoño-invierno. Incluso en aquellos años en los que Oñati carecía de cine, los cinéfilos tenían en el salón de actos del Instituto una ventana abierta con la gran pantalla. Luego llegó el polifacético auditorio Santa Ana y el cine más comercial se reconcilió con Oñati tras años de destierro. Y más tarde el actual espacio cinematográfico de la casa de cultura, también multidisciplinar, en el que el celuloide tiene prioridad, pero acoge además proyecciones y charlas y se alquila para asambleas y eventos.

Pero hoy es jueves, y hasta primavera, los cinéfilos podrán disfrutar de cine independiente de prestigio, filmes en versión original o películas de escasa repercusión comercial. Vuelve el cine-club a la cartelera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos