Trescientos investigadores celebran durante tres días el 30 Congreso del IISJ

El director científico del IISJ Noé Cornago con el tríptico del Congreso en la antigua Universidad. / MARIAN
El director científico del IISJ Noé Cornago con el tríptico del Congreso en la antigua Universidad. / MARIAN

Santa Ana, Kultur Etxea, Pake Leku, el Ayuntamiento y el Archivo Histórico compartirán protagonismo con la antigua Universidad

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Eminentes sociólogos y juristas invadirán durante tres días las calles. No es algo nuevo, de hecho 18.000 investigadores de todo el mundo han compartido sus conocimientos con otros expertos en Oñati durante los últimos treinta años. Lo novedoso, es que como se hizo en las bodas de plata, el Congreso Internacional salga del antiguo edificio de la Universidad y multiplique sus sedes, instalándose también en el Ayuntamiento, el Archivo Histórico y de Protocolos de Gipuzkoa, Pake Leku, Kultur Etxea y Santa Ana Antzokia.

Oñati es desde hoy hasta el viernes, más que nunca, capital mundial de la sociología jurídica, un título que defiende con orgullo desde que lidiara con ciudades como París, la Puebla (México) o diversas norteamericanas por acoger el Instituto Internacional de Sociología Jurídica. De eso hace ya tres décadas en los que Oñati se ha convertido en una veta inagotable de información científica, un filón documental, que ha situado la villa en el punto de mira de universidades de todo el mundo, al ofrecer instalaciones para la organización de seminarios y talleres, y acoger a visitantes de todo tipo.

Desde los que vienen a hacer su master o doctorado, hasta aquellos investigadores experimentados que vienen a profundizar sus trabajos o desarrollar proyectos de investigación en su excepcional biblioteca. Y es que desde su fundación en el IISJ siempre han intentado desarrollar las relaciones con centros de investigación y ámbitos académicos (en esa línea destacan nuevos acuerdos de colaboración con la UPV y la Fundación Ikerbasque) sin menospreciar a investigadores y estudiosos individuales.

Una flor «rara y hermosa»

«Su inusual mezcla de académicos visitantes y brillantes estudiantes de todo el mundo crea un clima intelectual único y muy estimulante, además de intergeneracional», dijo al acceder al cargo el actual director científico Noé Cornago, quien define el IISJ como «una flor rara y hermosa que debemos cuidar» en un momento en el que las transformaciones globales están dando a los estudios sociolegales una nueva relevancia transnacional.

Existe, a su juicio, «una demanda creciente de ese tipo de conocimiento especializado» y considera que hay que «explorar medidas innovadoras con el necesario apoyo de todas las partes».

De momento, a partir de hoy el IISJ celebra un congreso internacional que ha tenido una excelente acogida, como acto central de su 30 aniversario. «Uniendo generaciones por la justicia global» va a contar con la presencia de 300 investigadores de más de 30 nacionalidades que abordará los cambios climáticos, , las cuestiones migratorias, las transformaciones del mundo del trabajo, el rol del localismo y el populismo, el desarrollo sostenible, los derechos lingüísticos de las minorías, las políticas económicas de la exclusión, las clínicas jurídicas, el uso del big data entre otras cuestiones.

Ya está todo listo para que el Congreso, organizado conjuntamente por el propio IISJ y el Research Committee for the Sociology of Law (fundador del IISJ junto con el Gobierno Vasco) eche andar.

La inauguración tendrá lugar hoy a las 09:00, en San ta Ana de la mano de Ulrike Schultz, presidenta del RCSL; Kim Lane Scheppele, de la Law and Society Association; y Noé Cornago, director científico del IISJ. Las instituciones que han apoyado el congreso estarán representadas por Izaro Elorza( que se estrenará en un acto oficial como alcaldesa de Oñati); Mikel Díez Sarasola, director de Cultura de la Diputación; y Miren Gallastegi, viceconsejera de Justicia. Oñati es hasta el viernes, la capital mundial de la sociología jurídica.