La subida ciclista a Arantzazu repite como primera etapa del Critérium de Montaña

La prueba para juveniles pasó el año pasado de su histórico formato de 9 kilómetros a casi 70 con una gran acogida

M. G. OÑATI.

La Subida a Arantzazu, todo un clásico recién renovado, cita hoy a más de un centenar de ciclistas juveniles de primer y segundo año en Portalekua, punto de inicio de la carrera a las 16.00h. El cambio de formato el año pasado tuvo muy buena acogida y el Aloña ha decidido mantenerlo y albergar de nuevo la primera etapa del Criterium de Montaña. El explosivo ascenso de 9,3 kilómetros la había convertido en una prueba para especialistas que iba en detrimento de la participación, así que el club decidió cambiar a un formato de línea pero con final en alto.

Así las cosas, los escaladores no pueden afrontar la subida tradicional tan frescos como acostumbraban, y además deben medir bien sus esfuerzos, porque al ser la primera etapa del Critérium de Montaña aún quedan otros tantos kilómetros en liza para hacer mañana en Urretxu.

El Aloña llevaba tiempo queriéndole dar una vuelta a la carrera y lo hizo el año pasado en la 48ª edición de la prueba. En 2016, al celebrarse el 50 aniversario del club, pensaron que merecía la pena mantener el histórico trazado que en su día ganaron profesionales de la talla de Miguel Mari Lasa, Juan Fernández, Jokin Mujika, Lazpiur, o los hermanos Osa. Lo cierto es que se mantiene la subida y el punto de partida (Portalekua, a las 16.00h) y de llegada (la cuesta de Sindika en Arantzazu); la diferencia es el atracón de kilómetros que hay que cubrir antes de enfilar el ascenso hasta el Santuario.

Más de un centenar de participantes, según han informado desde el club, se enfrentarán a un trayecto de 69,6 kilómetros en el que tras la salida de Triana se dirigirán por la variante hacia Zubillaga y luego a Bergara hasta Osintxu para volver hasta San Prudencio y enfilar por Torreauzo hasta el puente de Zuazola a Santipillau y su corta y empinada cuesta.

Tras llegar a la inmediaciones del cementerio, bajarán de nuevo hasta la variante hacia San Prudencio. Esta vez tomará el camino a Arrasate (hasta la rotonda de Eroski) para volver a Portalekua y encarar ya el formato tradicional de subida a Arantzazu en los últimos 9,3 kilómetros.

Cinco oñatiarras

La emoción está asegurada y los cinco juveniles oñatiarras (Ander Blázquez, Gaizka Maiztegi, Julen Otero, Aritz Plazaola y Egoitz Pérez ) intentarán dejarse ver y si esposible dar la campanada. El apoyo de la afición no les va a faltar.

El Aloña está completando un excelente final de campaña, y los cadetes, que particularmente están dando muchas alegrías al club, se proclamaron el pasado fin de semana Campeones de Gipuzkoa contrareloj por equipos en Legorreta, compartiendo podio con BAzpi y Caja Rural.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos